Polémico regreso de “Secret Garden”: esta vez se hará en el Rosedal, con reclamos similares a los del Botánico

Spread the love

La “muestra inmersiva” Secret Garden, que desató una polémica entre agrupaciones ambientalistas, la Comisión Nacional de Monumentos Históricos y el gobierno porteño por utilizar el Jardín Botánico como escenario en julio y agosto de 2023, regresa a Buenos Aires. Esta vez se hará en el Rosedal de Palermo, en el Parque 3 de Febrero, del 1° al 31 de julio, a partir de las 18.30. Las entradas para Secret Garden Orígenes (de $ 8500 para menores de 17 años y 9900 para adultos, amén de los “packs familiares”) ya están a la venta.

Con o sin sol, la bandera no se izó un 20 de junio

Organizada por la empresa española Proactiv Entertainment y 6 Pasos -que en la comunicación de prensa se atribuyen el “redescubrimiento” de “miles de personas”, un año atrás, del Jardín Botánico-, la nueva muestra lumínica e inmersiva de “artertainment”, que combina arte y entretenimiento, incluirá proyecciones, mappings, realidad aumentada, puntos de luz led de bajo consumo, rosas de neón y fuentes con aguas danzantes.

Desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana, a cargo de Ignacio Baistrocchi, confirmaron que los productores de Secret Garden cuentan con el permiso del gobierno porteño y que se había decidido hacerlo en el Rosedal porque es un parque público y no un lugar de estudio ni de conservación como el Jardín Botánico. Hasta ahora no se informó el costo del alquiler (el del Jardín Botánico por el mes de julio, en 2023, había sido de $ 3.215.000). Destacaron que el evento se hace en más de sesenta ciudades del mundo.

LA NACION pudo saber que el lunes 17, en horas de la madrugada, comenzaron los trabajos de transformación del Rosedal, que incluyeron la descarga de varios contenedores en el sector del Patio Andaluz, la instalación de baños químicos y de un arco de plástico en la entrada sobre la avenida Sarmiento. Además, se alteró el trazado de los senderos para la instalación de cableado y otros preparativos.

La intervención en el Rosedal podría generar un nuevo conflicto entre las autoridades del gobierno porteño y los vecinos, que ya enviaron mails a legisladores y funcionarios (entre otros, a la vicejefa de gobierno, Clara Muzzio, y a Juan Vacas, subsecretario de Paisaje Urbano) y también a la embajada de España (por la preservación del Patio Andaluz, donado por la ciudad de Sevilla a la de Buenos Aires).

“La esencia de estos jardines radica en su capacidad para revelar su belleza a través de los elementos naturales -se lee en la carta de los vecinos que solicitan la preservación del Rosedal-. El verdadero secreto de estos espacios se descubre con los rayos del sol que iluminan sus flores, con el rocío de la mañana que refresca sus hojas o con las gotas de lluvia que avivan sus colores y aromas. Es en estas interacciones con la naturaleza donde los jardines encuentran su mayor expresión y significado”.

La agrupación ambientalista Basta de Mutilar Nuestros Árboles dio a conocer un comunicado sobre el regreso de Secret Garden en el que se recuerda que el Rosedal de Palermo fue declarado Patrimonio Cultural de la ciudad de Buenos Aires por la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires el 14 de abril de 2011 (esto implica que cualquier restauración o trabajo nuevo que se haga en el predio debe respetar el diseño original). “No parece ser la visión de las autoridades ya que no será ese diseño lo que podrían admirar quienes lo visiten durante la instalación de la muestra Secret Garden -expresa el comunicado-. Si se pretende llevar a cabo allí dicho show de luz y sonido como se hizo en el Jardín Botánico el año pasado, pese a las opiniones contrarias de la ciudadanía y de especialistas en ambiente y patrimonio, pensamos que se sigue insistiendo en banalizar el patrimonio paisajístico y cultural y en afectar los ciclos de vida de la flora y la fauna de los espacios públicos”.

Y prosigue: “Como en otras intervenciones y enajenaciones de nuestros espacios verdes se desconocen sus funciones ambientales, el significado patrimonial y paisajístico que les otorga la ciudadanía y el necesario silencio y sosiego que brindan a quienes los transitamos y disfrutamos. No olvidemos además que, siendo un espacio público, no debería cobrarse entrada. Si agregamos que, en la instalación de cables, foodtrucks, objetos de plástico y metal, luces, etc. se dañan el arbolado, el verde vegetal vivo, el césped (que está prohibido pisar) y todos los objetos de valor histórico como fuentes, puentes, esculturas, bancos, nos preguntamos ¿quién pagará los daños y la restauración? No se justifica poner en peligro nuestros parques por espectáculos que sólo benefician económicamente a unos pocos”.

Cómo será la muestra

Secret Garden Orígenes tendrá diecinueve instalaciones inmersivas ideadas en torno del concepto del “origen”. Cada “posta” interactiva representará una faceta diferente del origen: de la vida, del universo, de la naturaleza, de los animales, de las emociones, de las conexiones humanas y del cosmos. Se titulan Pórtico, Faunia, Lumine, Nacimiento, Introspección, Infancia, Felicidad, Fuego, Rainbow, Partículas, Divinidad, Rosedal, El Secreto, Manantial, Pilares, Conexiones, Raíces, Sonidos Humanos y Colores.

El show nocturno, anticipan los productores, convocará al público a “repensar” su papel en el cuidado y la preservación de la naturaleza. “A través de la belleza de la luz y el arte, nos recuerda la importancia del planeta Tierra como nuestro hogar compartido en el cosmos -se informa-. Esta experiencia lumínica inmersiva no solo es un festival de colores y formas, sino también un recordatorio poético de nuestra conexión con el universo y la responsabilidad que tenemos hacia nuestro hogar terrenal”.

Ubicado en el Parque 3 de Febrero, el Rosedal alberga más de noventa especies diferentes de rosas que crecen en el jardín diseñado por el paisajista e ingeniero agrónomo Benito Carrasco, discípulo del arquitecto y paisajista francés Carlos Thays. Entre los rosales hay bustos de poetas famosos, entre ellos, Dante Alighieri, Jorge Luis Borges, José Martí, Antonio Machado, Rosalía de Castro, Federico García Lorca y Alfonsina Storni. Además, se puede visitar el Patio Andaluz, construido en 1929 y obsequiado por la ciudad de Sevilla, y atravesar el Puente Blanco (también llamado Helénico o Griego) que cruza el lago.

En 2012 y 2014, el Rosedal obtuvo la distinción internacional Garden Excellence Award de la Federación Mundial de las Sociedades de la Rosa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Eduardo Capetillo invita al público al Rancho Capetillo para celebrar todo tipo de eventos

Spread the loveTiene un estilo campirano, rústico y mexicano, ubicado a 35 minutos de la CDMX, ofrece diversos espacios Eduardo Capetillo, uno de los actores y cantantes más reconocidos de México, decidió abrir las puertas de su impresionante hogar, conocido como el Rancho Capetillo, al público en general para la […]

Noticias Relacionadas

error: Content is protected !!