Una empresa española presentó una nueva cápsula turística para ir a la estratósfera con el precio “más accesible”

LONDRES.- Como todo avance tecnológico, el turismo espacial comenzó como un lujo exclusivo de megamillonarios, pero poco a poco los costos comienzan a achicarse y esta semana la empresa española Halo Space presentó en Londres el particular diseño que tendrá su cápsula turística que volará a la estratósfera probablemente a partir de 2026 con el pasaje más económico del mercado.

El turismo espacial se inició en abril de 2001, cuando el empresario e ingeniero estadounidense Dennis Tito se convirtió en el primer turista en viajar a bordo de la nave rusa Soyuz. Y para eso pagó 20 millones de dólares. También hubo otros turistas espaciales que viajaron en la Soyuz en los años siguientes.

Pero el sector dio un vuelco cuando fueron las empresas privadas las que tomaron la delantera y comenzaron a brindar sus ofertas. Los primeros despegues de presentación llevaron a bordo a los propios fundadores de las compañías.

Así fue como el 11 de julio de 2021 el multimillonario británico Richard Branson hizo el primer viaje comercial de turismo espacial a bordo de la nave SpaceShipTwo. Los otros cuatro miembros de la tripulación eran dos pilotos y dos especialistas invitados por Branson.

Nueve días más tarde, otro megamillonario, Jeff Bezos, completó un vuelo suborbital de 10 minutos con la nave New Shepard, con tres acompañantes. Se afirma que cada pasajero pagó 28 millones de dólares.

Dos meses más tarde SpaceX de Elon Musk puso en órbita el primer vuelo totalmente civil, sin astronautas profesionales a bordo. El multimillonario norteamericano Jared Isaacman, de 37 años, compró los cuatro tickets del viaje que salió del Centro Espacial Kennedy en Florida el 16 de septiembre de ese año y regresó a la Tierra tres días más tarde después de orbitar a 585 km de altitud. Isaacman eligió a sus afortunados compañeros de vuelo mediante un sorteo. Aunque no hubo información oficial, se estima que cada pasaje costó 55 millones de dólares.

Lanzamiento de Halo Space

Las tres compañías dicen que en el futuro sus pasajes serán más económicos, pero la empresa Halo Space, del español Carlos Mira lanzó ahora oficialmente una alternativa mucho más “accesible”, con vuelos a unos 35 kilómetros de la superficie terrestre por un precio relativamente económico para este tipo de viajes, de entre 50.000 y 200.000 dólares, según informó esta semana la cadena CNN.

Pero a diferencia de las empresas del británico Branson o de Jeff Bezos, los costos se abaratan porque no se trata de una nave con cohetes, sino de un globo aerostático.

La cápsula que irá amarrada al globo se llama “Aurora” y fue presentada esta semana de forma oficial en un evento celebrado en Londres.

El espacio interior de Aurora lo diseñó el estudio londinense Frank Stephenson Design, y tiene capacidad para 8 pasajeros. Mide 5 metros de ancho por 3,5 metros de alto. Su exterior es una aleación de aluminio, pesa 3500 kilos al despegar, y ofrece ventanas gigantes para observar el espacio en 360°. Los pasajeros tendrán una atmósfera presurizada como la de un avión comercial, por lo cual podrán moverse o hablar y sin necesidad de llevar trajes especiales.

La compañía prevé realizar 400 viajes al año a partir de 2029 para llevar a la estratosfera a más de 3000 pasajeros anualmente, lo que permitiría a Halo Space ingresar unos 480 millones de euros al año a través de la venta de billetes.

Para lograr llevar a turistas al espacio en dos años, Halo Space anunció en Londres que el próximo mes de junio realizará su sexto vuelo de prueba en Arabia Saudita. Así se convertirá en la primera compañía en el mundo que prueba todos los sistemas críticos de vuelo, a más de 30 kilómetros de altura y con una cápsula de tamaño real, tras haber probado todos esos elementos en un estricto programa de seis vuelos de prueba durante los últimos 18 meses.

El globo estratosférico va inflándose con hidrógeno verde a medida que asciende, hasta alcanzar el tamaño máximo cuando ya no hay presión atmosférica, a unos 25 kilómetros de altura. El tamaño en ese momento del globo es de 140 metros de largo y 130 metros de diámetro.

Al llegar al punto máximo de ascenso, a unos 35 kilómetros de altura, luego de unas dos horas de viaje, los turistas podrán contemplar el halo de luz azul de la Tierra desde fuera de la atmósfera. Permanecerán dos horas en esa órbita y luego emprenderán el viaje de descenso durante otras dos horas.

Para descender, el piloto irá soltando hidrógeno hasta aproximadamente los 6000 metros de altura, cuando se desplegará un parapente con el que podrán aterrizar con una precisión de unos 100 metros.

Para el desarrollo de esta nave, Halo colabora estrechamente con un consorcio de empresas aeroespaciales como CT Engineering Group, Aciturri, GMV, TIFR Balloon Facility en el desarrollo de su programa de vuelos espaciales y el estudio Frank Stephenson Design (FSD).

“Creemos firmemente que esta nueva categoría de vehículo espacial es una excelente oportunidad para la industria espacial española. Estamos convencidos de que este trabajo conjunto de empresas españolas no solo beneficiará a nuestras empresas, sino que también contribuirá al crecimiento y prestigio del sector espacial español en el ámbito internacional”, aseguró Álvaro Fernández, director de Diversificación de Aciturri durante la presentación.

Desde sus inicios en 2021, Halo Space invirtió 10 millones de euros en el proyecto: 6 millones de euros invertidos a través de capital privado y 4 millones de euros financiados mediante deuda. “El proyecto completo, que avanza según la hoja de ruta marcada, prevé una financiación total de entre 80 y 90 millones de euros”, aseguran.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

El Ejército israelí eleva a diez los muertos por su redada en un campo de refugiados de Cisjordania

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han elevado este sábado a diez el balance de personas muertas dentro de una ofensiva lanzada para combatir el “terrorismo” en el campamento de refugiados de Nur Shams, situado en los alrededores de la ciudad cisjordana de Tulkarem. Las fuerzas israelíes, que registran casi una […]
El Ejército israelí eleva a diez los muertos por su redada en un campo de refugiados de Cisjordania
error: Content is protected !!