Un grupo de arqueólogos recuperó la figura de un gigante griego que se creía perdido para siempre

La semana pasada el Parque y Valle de los Templos en Sicilia inauguró una de sus más recientes maravillas. Se trata de un coloso de la época en que los griegos ocuparon la isla italiana, en lo que se conoció como la Magna Grecia. Este hombre de piedra de ocho metros de alto permaneció oculto bajo las rocas y los restos del antiguo templo de Zeus Olímpico hasta que, gracias a una minuciosa campaña de excavación, se dio con esta figura mítica.

En 2004 un grupo de arqueólogos del parque iniciaron una expedición por el entorno del edificio, actualmente derruido, en honor al dios griego. Desde ese entonces es que se realizó un proceso maratónico para salvar las piezas y luego unirlas, en lo que conformó el reconocido Telamón, protector del templo.

En una ceremonia especial, en la que participó el presidente regional de Sicilia, se develó por completo este monolito que, en su función original, sostenía el arquitrabe (la parte inferior del entablamento) del imponente sitio de culto. Este parque es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y representa el emplazamiento arqueológico más grande del mundo, de allí que su importancia fue puesta en valor nuevamente con este Telamón.

Según indicaron fuentes oficiales, el gigante data de hace 2500 años y se restauró en ese mismo valle. Una vez que los especialistas terminaron con la obra, que llevó más de 20 años de restauración, empotraron cada una de las rocas que conforman la figura humana en una estructura de acero de 12 metros de alto, la cual la sostendrá de ahora en más.

En el anuncio oficial de las redes sociales, se detalló: “Abrumados por la inmensidad del Telamón que vuelve a levantarse en la colina de los templos. Una obra maestra de la arquitectura volvió a su antigua gloria”. A la vez se publicó un video del momento culmine cuando lo dieron a conocer a toda la ciudad de Agrigento, la cual lleva el título de Capital Cultural.

Lo interesante de este proyecto colosal es que los arqueólogos comenzaron a unir más de 90 piezas del siglo V a.C para lograr tal escultura. Estas estatuas eran 38 y se alternaban con las propias columnas del templo de Zeus. Las mismas se levantaron como agradecimiento por la victoria de Akragas sobre los cartagineses en el 408 a.C.

La inmensidad de aquel edificio de estilo dórico era único, tanto es así que fue objeto de estudio por los artistas y arquitectos, en particular por ser el doble de alto y grande que el Partenón de Atenas. Allí, los Telamones, con aspecto antropomorfo, eran los guardianes silenciosos, símbolo de la fuerza y la resistencia del pueblo.

Lo cierto es que en el 406 a.C la ciudad fue destruida por los cartagineses y a pesar del intento por volver a su esplendor en el siglo III a.C, cayó ante el dominio de los romanos. En 1400 un terremoto terminó por destruir los pocos vestigios que los saqueadores dejaron en aquella maravilla arquitectónica y hoy en día solo es más que un cúmulo de columnas y piedras.

De momento, solo dos Telamones fueron restaurados y puestos en valor. Según advirtieron las autoridades del parque, existen piezas dispersas por todo el lugar que podrían conformar las siguientes figuras. En tanto, se espera que con la presencia de este nuevo custodio, muchos más visitantes conozcan de cerca la historia apasionante de la civilización griega en Sicilia.

La semana pasada el Parque y Valle de los Templos en Sicilia inauguró una de sus más recientes maravillas. Se trata de un coloso de la época en que los griegos ocuparon la isla italiana, en lo que se conoció como la Magna Grecia. Este hombre de piedra de ocho metros de alto permaneció oculto bajo las rocas y los restos del antiguo templo de Zeus Olímpico hasta que, gracias a una minuciosa campaña de excavación, se dio con esta figura mítica.

En 2004 un grupo de arqueólogos del parque iniciaron una expedición por el entorno del edificio, actualmente derruido, en honor al dios griego. Desde ese entonces es que se realizó un proceso maratónico para salvar las piezas y luego unirlas, en lo que conformó el reconocido Telamón, protector del templo.

En una ceremonia especial, en la que participó el presidente regional de Sicilia, se develó por completo este monolito que, en su función original, sostenía el arquitrabe (la parte inferior del entablamento) del imponente sitio de culto. Este parque es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y representa el emplazamiento arqueológico más grande del mundo, de allí que su importancia fue puesta en valor nuevamente con este Telamón.

Según indicaron fuentes oficiales, el gigante data de hace 2500 años y se restauró en ese mismo valle. Una vez que los especialistas terminaron con la obra, que llevó más de 20 años de restauración, empotraron cada una de las rocas que conforman la figura humana en una estructura de acero de 12 metros de alto, la cual la sostendrá de ahora en más.

En el anuncio oficial de las redes sociales, se detalló: “Abrumados por la inmensidad del Telamón que vuelve a levantarse en la colina de los templos. Una obra maestra de la arquitectura volvió a su antigua gloria”. A la vez se publicó un video del momento culmine cuando lo dieron a conocer a toda la ciudad de Agrigento, la cual lleva el título de Capital Cultural.

Lo interesante de este proyecto colosal es que los arqueólogos comenzaron a unir más de 90 piezas del siglo V a.C para lograr tal escultura. Estas estatuas eran 38 y se alternaban con las propias columnas del templo de Zeus. Las mismas se levantaron como agradecimiento por la victoria de Akragas sobre los cartagineses en el 408 a.C.

La inmensidad de aquel edificio de estilo dórico era único, tanto es así que fue objeto de estudio por los artistas y arquitectos, en particular por ser el doble de alto y grande que el Partenón de Atenas. Allí, los Telamones, con aspecto antropomorfo, eran los guardianes silenciosos, símbolo de la fuerza y la resistencia del pueblo.

Lo cierto es que en el 406 a.C la ciudad fue destruida por los cartagineses y a pesar del intento por volver a su esplendor en el siglo III a.C, cayó ante el dominio de los romanos. En 1400 un terremoto terminó por destruir los pocos vestigios que los saqueadores dejaron en aquella maravilla arquitectónica y hoy en día solo es más que un cúmulo de columnas y piedras.

De momento, solo dos Telamones fueron restaurados y puestos en valor. Según advirtieron las autoridades del parque, existen piezas dispersas por todo el lugar que podrían conformar las siguientes figuras. En tanto, se espera que con la presencia de este nuevo custodio, muchos más visitantes conozcan de cerca la historia apasionante de la civilización griega en Sicilia.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

“Viajamos como animales”: paradas colapsadas y miles de pasajeros afectados por la inesperada medida de fuerza de colectivos

María Victoria Lorca intentó ser precavida. Ayer, antes de irse a acostar, revisó por última vez la lista de colectivos que habían anunciado que se adherirían al paro durante la jornada de hoy, e ideó en su cabeza un viaje alternativo, e indefectiblemente más largo, para poder viajar esta mañana desde Wilde […]
error: Content is protected !!