Los Soprano y el elevado precio por el que se subastó una de sus piezas más emblemáticas

Los Soprano ocupa un espacio de privilegio en la historia de la televisión mundial, y eso es indudable. Estrenada en 1999, la mítica serie creada por David Chase es considerada la responsable de inaugurar una nueva etapa de oro en la televisión, y a ella se le debe el que muchas historias para la pantalla chica hayan ganado en complejidad. Como es de esperar para una ficción de esa importancia, los seguidores de Los Soprano son millones alrededor del mundo, y por ese motivo es que las piezas de colección vinculadas a ese producto, son muy buscadas. Y hace muy pocos días, se desató en internet una importante subasta vinculada a un elemento clave de la iconografía de Tony Soprano (James Gandolfini).

Holsten es el nombre de una heladería tradicional, ubicada en Nueva Jersey. Fundada en 1939, ese local tiene el gran privilegio de haber sido el escenario, de la última escena de Los Soprano. En el episodio final de esa serie, emitido en junio de 2007, Tony, su esposa Carmela y el hijo de ambos, Anthony Jr., se reunían a la espera de la joven Meadow, para compartir los cuatro una cena familiar. Poco a poco, la escena ganaba en tensión, hasta que un fundido a negro dejaba en el aire la resolución de un conflicto que jamás sabríamos si llegó a explotar o no. Y el lugar en el que la familia esperaba a su hija mayor, es una mesita perteneciente a la heladería Holsten, ahora es propiedad de un fan de la serie.

Debido a que el local iba a ser remodelado y toda su mueblería retirada, los responsables decidieron subastar en red la popular mesa de Tony Soprano (que incluye una chapa conmemorativa con el nombre de esa familia). Y en un posteo en Instagram, los dueños del establecimiento escribieron: “Ha llegado la hora, y todas las cosas buenas a veces necesitan una lavada de cara. La famosa mesa de Los Soprano, recibirá un necesario lifting. Así que estamos subastando nuestra querida mesa en Ebay, a partir de hoy. Hacé tu oferta por esta oportunidad única de ser personalmente dueño de “la mesa”.

En un segundo párrafo del texto, los dueño del lugar aclaran: “Por favor entiendan que no queremos hacer esto. Pero la integridad de estas mesas está comprometida. Fueron reparadas muchas veces, y se trata de muebles que ya tienen más de sesenta años. Desde luego que no queremos hacer esto, pero sin embargo hemos llegado a un punto en el que la estructura estos muebles ya no es garantía, y ante todo debemos pensar en preservar a nuestros clientes. La seguridad de nuestros comensales es nuestra prioridad”.

Luego de una intensa batalla de ofertas en la página web, con más de doscientas cifras barajadas, la famosa mesa se vendió por la friolera de 82. 600 dólares, un número que superó las expectativas más optimistas, y que hará muy feliz a un fan que podrá tener en su casa, este fragmento de historia televisiva.

A lo largo de los ocho años que se mantuvo al aire, Los Soprano obtuvo una infinidad de premios y se enfrentó a todo tipo de disputas. Ante todo, el público se sorprendió por el modo de representar a las organizaciones mafiosas, y el FBI reveló que, en teléfonos intervenidos, solían escuchar a figuras de la mafia hablar de la serie y preguntar quién estaba filtrando información a sus guionistas. En la misma línea, James Gandolfini confesó que, en varias oportunidades, algunos presuntos mafiosos se le acercaron para felicitarlo por la verdad que le imprimía a su personaje. En la vereda opuesta, era habitual que representantes de la comunidad italoamericana en Estados Unidos se expresaran en contra de la ficción por perpetuar estereotipos que dañaban la imagen de ese colectivo. Pero más allá de las polémicas, Los Soprano no pierde su lugar como una de las series más importantes de la televisión contemporánea.

Los Soprano ocupa un espacio de privilegio en la historia de la televisión mundial, y eso es indudable. Estrenada en 1999, la mítica serie creada por David Chase es considerada la responsable de inaugurar una nueva etapa de oro en la televisión, y a ella se le debe el que muchas historias para la pantalla chica hayan ganado en complejidad. Como es de esperar para una ficción de esa importancia, los seguidores de Los Soprano son millones alrededor del mundo, y por ese motivo es que las piezas de colección vinculadas a ese producto, son muy buscadas. Y hace muy pocos días, se desató en internet una importante subasta vinculada a un elemento clave de la iconografía de Tony Soprano (James Gandolfini).

Holsten es el nombre de una heladería tradicional, ubicada en Nueva Jersey. Fundada en 1939, ese local tiene el gran privilegio de haber sido el escenario, de la última escena de Los Soprano. En el episodio final de esa serie, emitido en junio de 2007, Tony, su esposa Carmela y el hijo de ambos, Anthony Jr., se reunían a la espera de la joven Meadow, para compartir los cuatro una cena familiar. Poco a poco, la escena ganaba en tensión, hasta que un fundido a negro dejaba en el aire la resolución de un conflicto que jamás sabríamos si llegó a explotar o no. Y el lugar en el que la familia esperaba a su hija mayor, es una mesita perteneciente a la heladería Holsten, ahora es propiedad de un fan de la serie.

Debido a que el local iba a ser remodelado y toda su mueblería retirada, los responsables decidieron subastar en red la popular mesa de Tony Soprano (que incluye una chapa conmemorativa con el nombre de esa familia). Y en un posteo en Instagram, los dueños del establecimiento escribieron: “Ha llegado la hora, y todas las cosas buenas a veces necesitan una lavada de cara. La famosa mesa de Los Soprano, recibirá un necesario lifting. Así que estamos subastando nuestra querida mesa en Ebay, a partir de hoy. Hacé tu oferta por esta oportunidad única de ser personalmente dueño de “la mesa”.

En un segundo párrafo del texto, los dueño del lugar aclaran: “Por favor entiendan que no queremos hacer esto. Pero la integridad de estas mesas está comprometida. Fueron reparadas muchas veces, y se trata de muebles que ya tienen más de sesenta años. Desde luego que no queremos hacer esto, pero sin embargo hemos llegado a un punto en el que la estructura estos muebles ya no es garantía, y ante todo debemos pensar en preservar a nuestros clientes. La seguridad de nuestros comensales es nuestra prioridad”.

Luego de una intensa batalla de ofertas en la página web, con más de doscientas cifras barajadas, la famosa mesa se vendió por la friolera de 82. 600 dólares, un número que superó las expectativas más optimistas, y que hará muy feliz a un fan que podrá tener en su casa, este fragmento de historia televisiva.

A lo largo de los ocho años que se mantuvo al aire, Los Soprano obtuvo una infinidad de premios y se enfrentó a todo tipo de disputas. Ante todo, el público se sorprendió por el modo de representar a las organizaciones mafiosas, y el FBI reveló que, en teléfonos intervenidos, solían escuchar a figuras de la mafia hablar de la serie y preguntar quién estaba filtrando información a sus guionistas. En la misma línea, James Gandolfini confesó que, en varias oportunidades, algunos presuntos mafiosos se le acercaron para felicitarlo por la verdad que le imprimía a su personaje. En la vereda opuesta, era habitual que representantes de la comunidad italoamericana en Estados Unidos se expresaran en contra de la ficción por perpetuar estereotipos que dañaban la imagen de ese colectivo. Pero más allá de las polémicas, Los Soprano no pierde su lugar como una de las series más importantes de la televisión contemporánea.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Qué es y pare qué sirve una sociedad trading a la hora de materializar exportaciones

Recientemente se presentaron una serie de casos con un patrón de hechos similares. Un exportador argentino le vende un producto a $100 a una sociedad trading vinculada en el exterior, por ejemplo Uruguay, y la sociedad trading vende el mismo producto a $110 al comprador final en un tercer país, por ejemplo […]
error: Content is protected !!