La pick up de Toyota que llegó a la Antártida con una misión especial

En las últimas horas, arribó a la Antártida una nueva Toyota Hilux enviada por la automotriz en el marco de una asociación de la filial argentina con el Comando Conjunto Antártico. Si bien desde 2002 que se hacen envíos al continente austral (esta unidad es la sexta en arribar allí), el viaje en esta ocasión tiene doble foco.

Estos fueron los SUV más vendidos en febrero 2024

En primer lugar, el utilitario servirá para “el traslado de personal y equipamiento, realizar apoyo en actividades diarias de científicos y en la dotación de operación en condiciones climáticas extremas” en la base antártica Petrel, donde se está llevando adelante un ambicioso proyecto.

La base será la sede de una nueva estación científica así como una pista de aterrizaje y un muelle de 1500 metros, según consta en un comunicado de prensa. “Se abre una nueva puerta de entrada a la Antártida Argentina, junto al rol que históricamente cumplieron las bases Marambio y Esperanza”.

Ahora bien, más allá de brindar apoyo, la llegada de esta Hilux GR-Sport II a Petrel tiene un doble foco. En toda la unidad fueron colocados sensores que “transmiten información en tiempo real para medir la variabilidad térmica en distintas partes del vehículo y en diferentes condiciones de uso”.

“Lo que buscamos es entender cómo varía la temperatura en distintas piezas claves del vehículo. Luego, replicaremos esas condiciones en ensayos de ciclado térmico, lo que nos permitirá mejorar el diseño de cada componente en base al uso real en las condiciones más extremas de la región”, sintetizó Luciano Giribone, gerente de Diseño de Ingeniería de Toyota Argentina.

El traslado de la Hilux hasta la Antártida

Si bien el plan fue desarrollado con tiempo, la llegada de un vehículo a esta zona tan compleja no es algo sencillo. Acorde a la información compartida, la Hilux fue transportada desde Zárate (provincia de Buenos Aires, donde Toyota tiene su planta) hasta el puerto de la Ciudad de Buenos Aires dentro de un camión de la Armada.

Una vez llegada, se la transportó en el buque ARA Canal de Beagle con destino a Tierra del Fuego para, finalmente, viajar a bordo del rompehielos ARA Almirante Irizar, el encargado del abastecimiento de todas las bases argentinas en la Antártida.

La travesía, que duró en total un mes, culminó el último domingo 3 de marzo, fecha en la que el rompehielos llegó a tierras antárticas para que la pick up recorriera el último tramo con destino a Petrel. Son en total seis las Toyota Hilux operativas en la Antártida, distribuidas entre las tres bases mencionadas.

En las últimas horas, arribó a la Antártida una nueva Toyota Hilux enviada por la automotriz en el marco de una asociación de la filial argentina con el Comando Conjunto Antártico. Si bien desde 2002 que se hacen envíos al continente austral (esta unidad es la sexta en arribar allí), el viaje en esta ocasión tiene doble foco.

Estos fueron los SUV más vendidos en febrero 2024

En primer lugar, el utilitario servirá para “el traslado de personal y equipamiento, realizar apoyo en actividades diarias de científicos y en la dotación de operación en condiciones climáticas extremas” en la base antártica Petrel, donde se está llevando adelante un ambicioso proyecto.

La base será la sede de una nueva estación científica así como una pista de aterrizaje y un muelle de 1500 metros, según consta en un comunicado de prensa. “Se abre una nueva puerta de entrada a la Antártida Argentina, junto al rol que históricamente cumplieron las bases Marambio y Esperanza”.

Ahora bien, más allá de brindar apoyo, la llegada de esta Hilux GR-Sport II a Petrel tiene un doble foco. En toda la unidad fueron colocados sensores que “transmiten información en tiempo real para medir la variabilidad térmica en distintas partes del vehículo y en diferentes condiciones de uso”.

“Lo que buscamos es entender cómo varía la temperatura en distintas piezas claves del vehículo. Luego, replicaremos esas condiciones en ensayos de ciclado térmico, lo que nos permitirá mejorar el diseño de cada componente en base al uso real en las condiciones más extremas de la región”, sintetizó Luciano Giribone, gerente de Diseño de Ingeniería de Toyota Argentina.

El traslado de la Hilux hasta la Antártida

Si bien el plan fue desarrollado con tiempo, la llegada de un vehículo a esta zona tan compleja no es algo sencillo. Acorde a la información compartida, la Hilux fue transportada desde Zárate (provincia de Buenos Aires, donde Toyota tiene su planta) hasta el puerto de la Ciudad de Buenos Aires dentro de un camión de la Armada.

Una vez llegada, se la transportó en el buque ARA Canal de Beagle con destino a Tierra del Fuego para, finalmente, viajar a bordo del rompehielos ARA Almirante Irizar, el encargado del abastecimiento de todas las bases argentinas en la Antártida.

La travesía, que duró en total un mes, culminó el último domingo 3 de marzo, fecha en la que el rompehielos llegó a tierras antárticas para que la pick up recorriera el último tramo con destino a Petrel. Son en total seis las Toyota Hilux operativas en la Antártida, distribuidas entre las tres bases mencionadas.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

IMPORTANTE SUBSIDIO PARA BOMBEROS VOLUNTARIOS DE LA DULCE

Este miércoles 6 de marzo se vivió un momento significativo para los cuerpos de bomberos voluntarios del país, incluidos los de La Dulce (Nicanor Olivera) y San Cayetano, cuando el Ministerio de Seguridad de la Nación confirmó la asignación de un subsidio financiero, revelación que se hizo oficial a través de la Resolución 94/2024 […]
error: Content is protected !!