El hallazgo de la arqueóloga que lleva 20 años buscando la tumba de Cleopatra: estaría bajo el mar de Alejandría

En los últimos días se dio a conocer un sorprendente hallazgo arqueológico en voz de una experta que lleva varios años investigando para poder encontrar la tumba de Cleopatra. Resulta que, ahora, la investigadora dio un nuevo dato sobre el tema, luego de más de dos años sin tener novedades y con mil hipótesis alrededor.

Se trata de la doctora Kathleen Martínez que, tiempo atrás, informó sobre el importante descubrimiento de un túnel que podría haber conducido a su tumba en el mar Mediterráneo, por lo que fue considerado como un “milagro geométrico”.

Ahora, la arqueóloga dominicana dio una conferencia el 13 de febrero, titulada: “Misión Arqueológica Dominicana en Egipto: Cleopatra; Búsqueda y hallazgos. Por la Dra. Kathleen Martínez”. Sobre esto, mediante TikTok, la doctora Harini Bhat, bajo el usuario @tilscience, brindó todos los detalles de este hallazgo.

Cabe destacar que, en lo que respecta a la investigación, muchos egiptólogos creen que Cleopatra está enterrada en la antigua ciudad de Alejandría, que ahora está sumergida bajo el agua.

De todas formas, la doctora Martínez limitó su investigación a que la tumba probablemente se encuentre en el templo de Taposiris Magna, que se traduce como “gran tumba de Osiris”. Para poder confirmar su teoría, encontró un artefacto considera una “placa de cimientos”, que era una tableta de piedra del tamaño de un celular, que se colocaba debajo de las principales piedras estructurales. Tendría información clave sobre cuándo y por qué se construyó el templo en cuestión.

Los equipos habían estado buscándolo desde el siglo XIX y personas como Napoleón quedaron decepcionadas, pero Martínez fue optimista y desenterró todo el templo. Después, encontraron otro al lado. Allí encontraron monedas con la inscripción “Reina Cleopatra” escrita en una cara y su rostro en la otra. Asimismo, notaron una avenida procesional que atravesaba el templo principal y desembocaba en el mar Mediterráneo.

Sin embargo, necesitaba aprobación para explorar allí y las autoridades necesitaban la placa como prueba. Y, luego de un arduo trabajo, la arqueóloga la encontró. La placa decía: “El Rey del alto y bajo Egipto Ptolomeo V vive para siempre amado por Isis, hijo de Ptolomeo IV Rey del alto y bajo Egipto, y su esposa, Arsenoe III, ambos dioses benévolos, consagraron este templo a la madre Isis”.

Esto se entendió como una evidencia concreta de que el templo fue construido para la Diosa, pero el problema que surgió era que ningún mapa del antiguo Egipto hacía referencia a él.

La especialista teorizó que si Alejandría se sumergió en el mar, seguramente el segundo templo también podría haberlo hecho. Por ende, continuó con su investigación con ayuda del arqueólogo subacuático Robert Ballard, quien descubrió el Titanic, y comenzó su exploración de la Alejandría sumergida con la aprobación del gobierno local.

El increíble descubrimiento

Tal y como se esperaba, en el lugar se encontraron estructuras que no parecían marinas, pero que tenían entre dos y tres metros de altura en el mar, y estaban ubicadas donde creen que podría haber estado la tierra que buscan.

Asimismo, en el mar también se encontró basalto, que es el mismo material que apareció en las estatuas del primer templo, por lo que tenía que pertenecer a una estructura terrestre.

Gracias a estos importantes hallazgos, están preparados para excavar aún más en su próxima temporada de permisos, con puntos que llegarán hasta a 10 km de la costa.

En los últimos días se dio a conocer un sorprendente hallazgo arqueológico en voz de una experta que lleva varios años investigando para poder encontrar la tumba de Cleopatra. Resulta que, ahora, la investigadora dio un nuevo dato sobre el tema, luego de más de dos años sin tener novedades y con mil hipótesis alrededor.

Se trata de la doctora Kathleen Martínez que, tiempo atrás, informó sobre el importante descubrimiento de un túnel que podría haber conducido a su tumba en el mar Mediterráneo, por lo que fue considerado como un “milagro geométrico”.

Ahora, la arqueóloga dominicana dio una conferencia el 13 de febrero, titulada: “Misión Arqueológica Dominicana en Egipto: Cleopatra; Búsqueda y hallazgos. Por la Dra. Kathleen Martínez”. Sobre esto, mediante TikTok, la doctora Harini Bhat, bajo el usuario @tilscience, brindó todos los detalles de este hallazgo.

Cabe destacar que, en lo que respecta a la investigación, muchos egiptólogos creen que Cleopatra está enterrada en la antigua ciudad de Alejandría, que ahora está sumergida bajo el agua.

De todas formas, la doctora Martínez limitó su investigación a que la tumba probablemente se encuentre en el templo de Taposiris Magna, que se traduce como “gran tumba de Osiris”. Para poder confirmar su teoría, encontró un artefacto considera una “placa de cimientos”, que era una tableta de piedra del tamaño de un celular, que se colocaba debajo de las principales piedras estructurales. Tendría información clave sobre cuándo y por qué se construyó el templo en cuestión.

Los equipos habían estado buscándolo desde el siglo XIX y personas como Napoleón quedaron decepcionadas, pero Martínez fue optimista y desenterró todo el templo. Después, encontraron otro al lado. Allí encontraron monedas con la inscripción “Reina Cleopatra” escrita en una cara y su rostro en la otra. Asimismo, notaron una avenida procesional que atravesaba el templo principal y desembocaba en el mar Mediterráneo.

Sin embargo, necesitaba aprobación para explorar allí y las autoridades necesitaban la placa como prueba. Y, luego de un arduo trabajo, la arqueóloga la encontró. La placa decía: “El Rey del alto y bajo Egipto Ptolomeo V vive para siempre amado por Isis, hijo de Ptolomeo IV Rey del alto y bajo Egipto, y su esposa, Arsenoe III, ambos dioses benévolos, consagraron este templo a la madre Isis”.

Esto se entendió como una evidencia concreta de que el templo fue construido para la Diosa, pero el problema que surgió era que ningún mapa del antiguo Egipto hacía referencia a él.

La especialista teorizó que si Alejandría se sumergió en el mar, seguramente el segundo templo también podría haberlo hecho. Por ende, continuó con su investigación con ayuda del arqueólogo subacuático Robert Ballard, quien descubrió el Titanic, y comenzó su exploración de la Alejandría sumergida con la aprobación del gobierno local.

El increíble descubrimiento

Tal y como se esperaba, en el lugar se encontraron estructuras que no parecían marinas, pero que tenían entre dos y tres metros de altura en el mar, y estaban ubicadas donde creen que podría haber estado la tierra que buscan.

Asimismo, en el mar también se encontró basalto, que es el mismo material que apareció en las estatuas del primer templo, por lo que tenía que pertenecer a una estructura terrestre.

Gracias a estos importantes hallazgos, están preparados para excavar aún más en su próxima temporada de permisos, con puntos que llegarán hasta a 10 km de la costa.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

El Supremo planteará cuestión prejudicial al TJUE sobre el modo de hacer fijos a los empleados públicos

El Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo ha acordado iniciar actuaciones para formular cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre el modo de hacer fijos a los empleados públicos tras el fallo del tribunal europeo en el que denunciaba que la legislación española no disuade […]
error: Content is protected !!