El dólar blue sigue en baja: los motivos por los que está debajo de los $1000

El dólar blue perforó ayer el piso de los $1000 por primera vez en el año y hoy confirma la tendencia que viene mostrando en las últimas semanas. Es una dinámica de caída en los dólares paralelos que revirtió la disparada registrada a fines de enero, que dejó a la cotización informal en su menor valor desde diciembre y dejó la brecha con el oficial por debajo del 20%.

Boom: la inversión que usan las empresas que se financian con los ahorros en dólares

En cuevas y arbolitos de la Ciudad de Buenos Aires, hoy el dólar blue registra una baja de $5 con respecto al cierre de ayer (0,5% menos) y se vende a $985.

Así, en lo que va de la semana, el tipo de cambio paralelo cae $65 (el viernes había quedado en $1050), equivalente a un 6,2%. En lo que va del mes.

Hay que remontarse al 26 de diciembre del año pasado para encontrar, en la serie histórica del blue, una cotización nominal similar (ese día, cerró a $995). De todas maneras, su valor actual es menor en términos reales, al haber acumulado el país una inflación promedio de más del 51% solo en el primer bimestre de 2024.

Con este movimiento, el dólar paralelo registra una baja del 21,5% en poco más de un mes, si se contempla el récord nominal histórico que la cotización informal de la divisa alcanzó el 24 de enero de este año, cuando llegó a los $1255.

La presión bajista en los dólares paralelos, como explicó esta semana LA NACION, se da en un contexto donde los tipos de cambio paralelos mantienen una creciente oferta y retrocesos diarios en los precios, que se replica en los financieros. El dólar MEP o Bolsa, que se obtiene mediante la compra y venta de bonos u otros activos, también se mantiene por debajo de $1000 y se vende a $986.

El dólar contado con liquidación, que surge de una operación similar, pero permite el giro de divisas a cuentas del exterior, retrocede un 0,6% y cae a $1015.

Mientras tanto, el dólar mayorista oficial opera en $845,50, mientras el Banco Central mantiene su política de crawling peg (microdevaluaciones diarias) a un ritmo del 2% mensual. Con esta cotización, la brecha entre el mayorista y el blue se comprime al 17,5%.

El minorista, a su vez, se vende a $865, según muestran las pantallas del Banco Nación. De ese valor se desprende el valor del dólar tarjeta, que surge de incorporarle un 30% de recargo en concepto del impuesto PAIS y un 30% adicional de percepción a cuenta del impuesto a las Ganancias. Según la cotización actual (minorista + 60%), esa cotización que rige para compras con tarjeta fuera del país o para el pago de servicios o compras de bienes desde la Argentina en el exterior se ubica en $1384.

Por qué el dólar blue está en baja

Entre los factores que explican la baja de los dólares paralelos, el analista financiero Christian Buteler advierte por la “sobre dolarización” que se dio en los meses previos a las elecciones, el shock inflacionario desde diciembre “que no fue acompañado por los ingresos que hizo que no haya excedentes y llevó a muchos a quemar ahorros para hacer frente a gastos corrientes” y al esquema macro propuesto por el Gobierno.

“Un punto es el modelo de comercio exterior, que incentiva a liquidar lo antes posible y deriva el 20% de la oferta al contado con liqui y genera constantemente una oferta en ese mercado, influye sobre los paralelos. Y el otro es que hay menos emisión monetaria. Los pasivos remunerados están a una tasa real negativa, ya el BCRA no asiste al Tesoro ni compra bonos para mantener su paridad, aunque el tema de los puts arma un gris en ese modelo, y el Bopreal retiró muchos pesos del mercado”, dice Buteler.

De todas maneras, el analista enciende luces amarillas por el mediano plazo. “No me parece sostenible que en los últimos tres meses tengas inflación de 70% y un dólar que subió 5%. Entiendo que si las cosas resultan más o menos bien, la inflación en 2024 va a tener que subir más que el dólar, pero la brecha que se genera no es sostenible y en algún momento se va a recortar”, advierte Buteler, sobre la acelerada apreciación cambiaria que se dio tras la devaluación de diciembre.

El dólar blue perforó ayer el piso de los $1000 por primera vez en el año y hoy confirma la tendencia que viene mostrando en las últimas semanas. Es una dinámica de caída en los dólares paralelos que revirtió la disparada registrada a fines de enero, que dejó a la cotización informal en su menor valor desde diciembre y dejó la brecha con el oficial por debajo del 20%.

Boom: la inversión que usan las empresas que se financian con los ahorros en dólares

En cuevas y arbolitos de la Ciudad de Buenos Aires, hoy el dólar blue registra una baja de $5 con respecto al cierre de ayer (0,5% menos) y se vende a $985.

Así, en lo que va de la semana, el tipo de cambio paralelo cae $65 (el viernes había quedado en $1050), equivalente a un 6,2%. En lo que va del mes.

Hay que remontarse al 26 de diciembre del año pasado para encontrar, en la serie histórica del blue, una cotización nominal similar (ese día, cerró a $995). De todas maneras, su valor actual es menor en términos reales, al haber acumulado el país una inflación promedio de más del 51% solo en el primer bimestre de 2024.

Con este movimiento, el dólar paralelo registra una baja del 21,5% en poco más de un mes, si se contempla el récord nominal histórico que la cotización informal de la divisa alcanzó el 24 de enero de este año, cuando llegó a los $1255.

La presión bajista en los dólares paralelos, como explicó esta semana LA NACION, se da en un contexto donde los tipos de cambio paralelos mantienen una creciente oferta y retrocesos diarios en los precios, que se replica en los financieros. El dólar MEP o Bolsa, que se obtiene mediante la compra y venta de bonos u otros activos, también se mantiene por debajo de $1000 y se vende a $986.

El dólar contado con liquidación, que surge de una operación similar, pero permite el giro de divisas a cuentas del exterior, retrocede un 0,6% y cae a $1015.

Mientras tanto, el dólar mayorista oficial opera en $845,50, mientras el Banco Central mantiene su política de crawling peg (microdevaluaciones diarias) a un ritmo del 2% mensual. Con esta cotización, la brecha entre el mayorista y el blue se comprime al 17,5%.

El minorista, a su vez, se vende a $865, según muestran las pantallas del Banco Nación. De ese valor se desprende el valor del dólar tarjeta, que surge de incorporarle un 30% de recargo en concepto del impuesto PAIS y un 30% adicional de percepción a cuenta del impuesto a las Ganancias. Según la cotización actual (minorista + 60%), esa cotización que rige para compras con tarjeta fuera del país o para el pago de servicios o compras de bienes desde la Argentina en el exterior se ubica en $1384.

Por qué el dólar blue está en baja

Entre los factores que explican la baja de los dólares paralelos, el analista financiero Christian Buteler advierte por la “sobre dolarización” que se dio en los meses previos a las elecciones, el shock inflacionario desde diciembre “que no fue acompañado por los ingresos que hizo que no haya excedentes y llevó a muchos a quemar ahorros para hacer frente a gastos corrientes” y al esquema macro propuesto por el Gobierno.

“Un punto es el modelo de comercio exterior, que incentiva a liquidar lo antes posible y deriva el 20% de la oferta al contado con liqui y genera constantemente una oferta en ese mercado, influye sobre los paralelos. Y el otro es que hay menos emisión monetaria. Los pasivos remunerados están a una tasa real negativa, ya el BCRA no asiste al Tesoro ni compra bonos para mantener su paridad, aunque el tema de los puts arma un gris en ese modelo, y el Bopreal retiró muchos pesos del mercado”, dice Buteler.

De todas maneras, el analista enciende luces amarillas por el mediano plazo. “No me parece sostenible que en los últimos tres meses tengas inflación de 70% y un dólar que subió 5%. Entiendo que si las cosas resultan más o menos bien, la inflación en 2024 va a tener que subir más que el dólar, pero la brecha que se genera no es sostenible y en algún momento se va a recortar”, advierte Buteler, sobre la acelerada apreciación cambiaria que se dio tras la devaluación de diciembre.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

“Abrimos los brazos”: el embajador que no pasó inadvertido en Expoagro dejó un contundente mensaje al país

SAN NICOLÁS.- En una sala abarrotada de embajadores y diplomáticos, donde también estuvo la canciller Diana Mondino, participó Saeed Alqemzi, el embajador de Emiratos Árabes Unidos en la Argentina. Su vestimenta sobresalía por sobre el resto y se convirtió en la atención de la gente. El diplomático dijo a LA NACION que […]
error: Content is protected !!