Alberto Fernández aseguró que si el Gobierno no revisa su lógica “le va a ser difícil el futuro”

En medio de la polémica en la que se vio involucrado por supuestas contrataciones irregulares en Nación Seguros durante su gestión, el expresidente Alberto Fernández analizó al Gobierno de Javier Milei: “Si no revisan su lógica, le va a ser difícil el futuro”. Además, lo calificó de “dogmático” y aseguró que tiene “lógicas económicas muy difíciles de implementar y entender en la Argentina”.

Así, en una entrevista con el medio mexicano Milenio, se diferenció de la visión de la política como casta que tiene el gobierno libertario, e hizo una reflexión sobre las elecciones del año pasado: “Tuvimos una buena primera vuelta. Pero la Argentina tiene una división entre peronismo y antiperonismo, y los antiperonistas hicieron causa común de entrada con un candidato y eso fue determinante”.

Además, criticó la mirada del primer mandatario sobre la justicia social y los derechos humanos, y remarcó que “la Argentina tiene una historia trágica por la dictadura y el genocidio”. “Eso nos hizo resilientes a cualquier actitud que signifique desconocer los derechos humanos, esta prédica no prende en la sociedad”, consideró.

“Es entendible, hay mucha gente que vio la desigualdad y la quiere cambiar. A quienes gobernamos en ese momento nos hicieron cargo y no éramos necesariamente los culpables”, sentenció y aseguró que es algo que “sigue ocurriendo” y que puede relacionarse directamente con el avance de la ultraderecha en América Latina.

Así, el dirigente del Partido Justicialista (PJ) -que ahora se encuentra bajo una licencia– responsabilizó a la pandemia de Covid-19 por este fenómeno: “Lo que se observa en todos lados es una suerte de enojo con la realidad que lleva a votar todo lo contrario a quien representa esa realidad que se vive. La pandemia dejó al descubierto la enorme desigualdad del mundo y mucha gente se volcó a posiciones reactivas, tratando de dar vuelta un sistema que consideran injusto”.

“A mi criterio, lo que eligieron genera más injusticia”, acusó.

De esta forma, continuó haciendo una observación sobre los efectos del coronavirus, al que calificó de una “tragedia mundial”. “Tuvo consecuencias económicas tremendas, que repercuten hoy en día. No es un problema de izquierda o derecha, es de la humanidad. Fue muy difícil de sortear; gobernar en la pandemia fue como gobernar en la neblina, como caminar por un pantano. No teníamos pisada segura porque no sabíamos dónde estaba el enemigo, era algo imperceptible, que atacaba a todos de manera formidable”, detalló y contó que mantuvo diferentes conversaciones con otros líderes mundiales -como la entonces canciller alemana Angela Merkel o el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom-y ambos le aseguraron que la mejor estrategia para lidiar con los contagios “era aislarse”.

“Fueron 4 años muy difíciles. Nosotros veníamos con una deuda impagable e insostenible tomada por el gobierno anterior y nos cae la pandemia. Cuando empezamos a sacar la cabeza del agua, viene la guerra Rusia-Ucrania (que es incomprensible que la humanidad, después de semejante dolor, desate una guerra). Cuando ordenamos un poco la guerra, la Argentina vivió -por el cambio climático- la mayor sequía de los últimos 100 años. Cuando miro en retrospectiva, tenemos datos que nos dejan con la tranquilidad de haber puesto el máximo esfuerzo”, sentenció y enumeró las mejoras principales que registró durante su Gobierno: “En 3 de los 4 años la industria creció; creamos un millón y medio de empleos; tuvimos la cifra más baja de desocupación de los últimos 37 años. En la Argentina el dólar tiene mucho que ver con los precios y si nos faltan US$25 millones de la sequía, empiezan a subir los precios”.

Asimismo, el exmandatario responsabilizó a la gestión de Mauricio Macri por las condiciones en las que asumió en 2019: “Macri recibió el gobierno con 25 puntos de inflación y lo llevó a 55. Nosotros lo bajamos a 35, vino la guerra con su proceso inflacionario y en 2022 terminó en el orden de los 55 puntos nuevamente. En 2023, la falta de dólares fue lo que más determinó el crecimiento inflacionario. Veníamos con una inflación de 7 u 8 puntos mensuales, y en diciembre el gobierno que me sucedió generó una devaluación. En mis cuatro años, el salario real creció el 0,2%: no es un logro, pero tratamos de que no cayera más a pesar del escenario adverso que teníamos”.

El futuro en el PJ y su relación con Milei

“Tengo que dejar paso a quien me sucede y mi mayor ayuda es guardar silencio en este tiempo”, analizó Fernández y agregó: “Sigo siendo un peronista y un militante, pero lo que más deseo es que la Argentina retome el rumbo que dejó, que vuelva a pensar en la producción, en el trabajo y en la justicia social”.

Sin embargo, subrayó que “hay que dar paso a las nuevas generaciones” y que uno de sus principales deberes es “ayudar a que una nueva generación de dirigentes se ponga en el escenario de la política argentina”.

“Hay que saber leer el resultado electoral, tenemos que pararnos a revisar todo y yo puedo ayudar a eso”, afirmó.

Finalmente, y respecto a su relación con el Presidente, aprovechó para referirse al polémico comentario de Milei, quien dijo que su antecesor almorzaba y cenaba con un champagne de lujo. “Uno puede hacer política sin dañar y ensuciar al otro. Alguien dijo que mientras yo era presidente se almorzaba champagne y tuvo que volver para atrás. Agradezco el gesto, pero quisiera que todos tuvieran la misma actitud”, expresó.

Por último marcó: “En la Argentina se fortaleció el poder mediático concentrado y eso es un riesgo para la democracia. Son ellos los que atacan, pero lo hacen desde hace muchos años. Son tiempos que hay que pasar y yo estoy para explicar todo lo que tenga que explicar porque tengo la tranquilidad de que no hice nada indebido”.

En medio de la polémica en la que se vio involucrado por supuestas contrataciones irregulares en Nación Seguros durante su gestión, el expresidente Alberto Fernández analizó al Gobierno de Javier Milei: “Si no revisan su lógica, le va a ser difícil el futuro”. Además, lo calificó de “dogmático” y aseguró que tiene “lógicas económicas muy difíciles de implementar y entender en la Argentina”.

Así, en una entrevista con el medio mexicano Milenio, se diferenció de la visión de la política como casta que tiene el gobierno libertario, e hizo una reflexión sobre las elecciones del año pasado: “Tuvimos una buena primera vuelta. Pero la Argentina tiene una división entre peronismo y antiperonismo, y los antiperonistas hicieron causa común de entrada con un candidato y eso fue determinante”.

Además, criticó la mirada del primer mandatario sobre la justicia social y los derechos humanos, y remarcó que “la Argentina tiene una historia trágica por la dictadura y el genocidio”. “Eso nos hizo resilientes a cualquier actitud que signifique desconocer los derechos humanos, esta prédica no prende en la sociedad”, consideró.

“Es entendible, hay mucha gente que vio la desigualdad y la quiere cambiar. A quienes gobernamos en ese momento nos hicieron cargo y no éramos necesariamente los culpables”, sentenció y aseguró que es algo que “sigue ocurriendo” y que puede relacionarse directamente con el avance de la ultraderecha en América Latina.

Así, el dirigente del Partido Justicialista (PJ) -que ahora se encuentra bajo una licencia– responsabilizó a la pandemia de Covid-19 por este fenómeno: “Lo que se observa en todos lados es una suerte de enojo con la realidad que lleva a votar todo lo contrario a quien representa esa realidad que se vive. La pandemia dejó al descubierto la enorme desigualdad del mundo y mucha gente se volcó a posiciones reactivas, tratando de dar vuelta un sistema que consideran injusto”.

“A mi criterio, lo que eligieron genera más injusticia”, acusó.

De esta forma, continuó haciendo una observación sobre los efectos del coronavirus, al que calificó de una “tragedia mundial”. “Tuvo consecuencias económicas tremendas, que repercuten hoy en día. No es un problema de izquierda o derecha, es de la humanidad. Fue muy difícil de sortear; gobernar en la pandemia fue como gobernar en la neblina, como caminar por un pantano. No teníamos pisada segura porque no sabíamos dónde estaba el enemigo, era algo imperceptible, que atacaba a todos de manera formidable”, detalló y contó que mantuvo diferentes conversaciones con otros líderes mundiales -como la entonces canciller alemana Angela Merkel o el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom-y ambos le aseguraron que la mejor estrategia para lidiar con los contagios “era aislarse”.

“Fueron 4 años muy difíciles. Nosotros veníamos con una deuda impagable e insostenible tomada por el gobierno anterior y nos cae la pandemia. Cuando empezamos a sacar la cabeza del agua, viene la guerra Rusia-Ucrania (que es incomprensible que la humanidad, después de semejante dolor, desate una guerra). Cuando ordenamos un poco la guerra, la Argentina vivió -por el cambio climático- la mayor sequía de los últimos 100 años. Cuando miro en retrospectiva, tenemos datos que nos dejan con la tranquilidad de haber puesto el máximo esfuerzo”, sentenció y enumeró las mejoras principales que registró durante su Gobierno: “En 3 de los 4 años la industria creció; creamos un millón y medio de empleos; tuvimos la cifra más baja de desocupación de los últimos 37 años. En la Argentina el dólar tiene mucho que ver con los precios y si nos faltan US$25 millones de la sequía, empiezan a subir los precios”.

Asimismo, el exmandatario responsabilizó a la gestión de Mauricio Macri por las condiciones en las que asumió en 2019: “Macri recibió el gobierno con 25 puntos de inflación y lo llevó a 55. Nosotros lo bajamos a 35, vino la guerra con su proceso inflacionario y en 2022 terminó en el orden de los 55 puntos nuevamente. En 2023, la falta de dólares fue lo que más determinó el crecimiento inflacionario. Veníamos con una inflación de 7 u 8 puntos mensuales, y en diciembre el gobierno que me sucedió generó una devaluación. En mis cuatro años, el salario real creció el 0,2%: no es un logro, pero tratamos de que no cayera más a pesar del escenario adverso que teníamos”.

El futuro en el PJ y su relación con Milei

“Tengo que dejar paso a quien me sucede y mi mayor ayuda es guardar silencio en este tiempo”, analizó Fernández y agregó: “Sigo siendo un peronista y un militante, pero lo que más deseo es que la Argentina retome el rumbo que dejó, que vuelva a pensar en la producción, en el trabajo y en la justicia social”.

Sin embargo, subrayó que “hay que dar paso a las nuevas generaciones” y que uno de sus principales deberes es “ayudar a que una nueva generación de dirigentes se ponga en el escenario de la política argentina”.

“Hay que saber leer el resultado electoral, tenemos que pararnos a revisar todo y yo puedo ayudar a eso”, afirmó.

Finalmente, y respecto a su relación con el Presidente, aprovechó para referirse al polémico comentario de Milei, quien dijo que su antecesor almorzaba y cenaba con un champagne de lujo. “Uno puede hacer política sin dañar y ensuciar al otro. Alguien dijo que mientras yo era presidente se almorzaba champagne y tuvo que volver para atrás. Agradezco el gesto, pero quisiera que todos tuvieran la misma actitud”, expresó.

Por último marcó: “En la Argentina se fortaleció el poder mediático concentrado y eso es un riesgo para la democracia. Son ellos los que atacan, pero lo hacen desde hace muchos años. Son tiempos que hay que pasar y yo estoy para explicar todo lo que tenga que explicar porque tengo la tranquilidad de que no hice nada indebido”.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

La fabulosa colección del Museo del Automóvil: desde un modelo a vapor a los de Fangio, Gálvez, Borges y Maradona

Ese aroma. Ese particular olor a tiempo acumulado en objetos que guardan historias y secretos. Ingresar a la Fundación Museo del Automóvil, este olimpo de la movilidad del ayer, es como sacar un pasaje en primera para volver al pasado, haciendo escalas en la década que a uno se le antoje, porque […]
error: Content is protected !!