Participó de Los 8 escalones y desconcertó a todos al revelar cómo llegó al estudio: “Ciencia ficción”

Varias personas suelen jugar a Los 8 escalones de los 3 millones (eltrece) desde el living de su casa. Al advertir que tienen facilidad para responder y obtienen óptimos resultados, se animan a inscribirse para participar del juego. Muchos de ellos obtienen la posibilidad de ir a la televisión, aunque algunos afrontan verdaderas aventuras para acceder al estudio. En la edición del martes, un participante sorprendió a todos al contar cómo llegó desde su casa hasta los estudios de Kuarzo, los cuales están ubicados en el barrio porteño de Palermo.

El martes, Jeremías Galimberti se hizo presente en Los 8 escalones. Fue el último en jugar en el escalón del departamento, pero antes de que pudiera arrancar a responder, reveló cómo hicieron él y su compañero, Bernardo, para llegar a las grabaciones. “Vinimos a dedo hasta acá”, contó el joven y todos se voltearon a mirarlo. “¿A dedo? ¿De dónde?”, exclamó desconcertado Guido Kaczka.

Fue entonces cuando Jeremías contó que salieron a las 3 de la mañana de Tandil y relató el viaje que hicieron. “Conseguimos un camionero que nos llevó de Tandil hasta San Miguel del Monte y ahí fuimos haciendo dedo y conseguimos un viaje directo hasta acá y nos dejaron en la puerta del estudio. Le dijimos que íbamos a Palermo y nos dijo que nos arrimaba”, comentó.

“¡Qué bárbaro eso! Los aventones que se dan en las rutas. Incluso la confianza de los que hacen dedo, porque a veces uno dice, ‘bueno, qué confianza tendrá que…’, pero qué bueno, porque hay mucha gente que va llevando”, reflexionó el conductor, a lo que el concursante reparó: “Corre más riesgo el que te lleva que vos, porque no tenés nada que perder. En cambio, el del auto, de última, si es por peligro…”.

Kaczka se mostró muy interesado en la aventura que vivió el joven de viajar a dedo desde Tandil hasta los estudios de Kuarzo. “¡Qué copado! Ojalá eso volviera a los niveles de antes e incluso que se expanda porque se fue achicando todo eso, ni hablar en la ciudad. En las ciudades hacer dedo parece ciencia ficción”, expresó el presentador.

Tras el intercambio “aventurero”, se reanudó el juego. A Jeremías le tocó la categoría “estaciones del año”. A partir de una fecha debía decir si era verano, otoño, primavera o invierno. Logró 16 aciertos en 60 segundos y pasó a la siguiente instancia. “Estará contento ese camionero que te llevó si está mirando este juego. ‘¡Ese es mi chico!’”, señaló Kaczka y el joven no dudó en enviarle saludos a Martín, quien hizo posible que participara en Los 8 escalones.

Participó de Los 8 escalones, contó para qué quería el dinero y su padre rompió en llanto

En la edición del lunes de Los 8 escalones, dijo presente Aki Herrera, estudiante de artes audiovisuales. La joven contó que, en caso de ganar los millones, quería usarlos para independizarse con su pareja, puesto que vive con sus padres. “¿Y los papás que quieren?”, preguntó el presentador, pero para ese entonces, en la tribuna, el padre de la joven se secaba las lágrimas.

Participo de Los 8 escalones e hizo llorar a su papa

“Uy se emocionó. Vos sos de los míos; la ves en la tele y claro…”, expresó Kaczka empatizando con él y hasta le preguntó cómo se llamaba. “Acá estamos Omar, con la familia y Aki que va a jugar”, le dijo Guido para motivarlo.

Varias personas suelen jugar a Los 8 escalones de los 3 millones (eltrece) desde el living de su casa. Al advertir que tienen facilidad para responder y obtienen óptimos resultados, se animan a inscribirse para participar del juego. Muchos de ellos obtienen la posibilidad de ir a la televisión, aunque algunos afrontan verdaderas aventuras para acceder al estudio. En la edición del martes, un participante sorprendió a todos al contar cómo llegó desde su casa hasta los estudios de Kuarzo, los cuales están ubicados en el barrio porteño de Palermo.

El martes, Jeremías Galimberti se hizo presente en Los 8 escalones. Fue el último en jugar en el escalón del departamento, pero antes de que pudiera arrancar a responder, reveló cómo hicieron él y su compañero, Bernardo, para llegar a las grabaciones. “Vinimos a dedo hasta acá”, contó el joven y todos se voltearon a mirarlo. “¿A dedo? ¿De dónde?”, exclamó desconcertado Guido Kaczka.

Fue entonces cuando Jeremías contó que salieron a las 3 de la mañana de Tandil y relató el viaje que hicieron. “Conseguimos un camionero que nos llevó de Tandil hasta San Miguel del Monte y ahí fuimos haciendo dedo y conseguimos un viaje directo hasta acá y nos dejaron en la puerta del estudio. Le dijimos que íbamos a Palermo y nos dijo que nos arrimaba”, comentó.

“¡Qué bárbaro eso! Los aventones que se dan en las rutas. Incluso la confianza de los que hacen dedo, porque a veces uno dice, ‘bueno, qué confianza tendrá que…’, pero qué bueno, porque hay mucha gente que va llevando”, reflexionó el conductor, a lo que el concursante reparó: “Corre más riesgo el que te lleva que vos, porque no tenés nada que perder. En cambio, el del auto, de última, si es por peligro…”.

Kaczka se mostró muy interesado en la aventura que vivió el joven de viajar a dedo desde Tandil hasta los estudios de Kuarzo. “¡Qué copado! Ojalá eso volviera a los niveles de antes e incluso que se expanda porque se fue achicando todo eso, ni hablar en la ciudad. En las ciudades hacer dedo parece ciencia ficción”, expresó el presentador.

Tras el intercambio “aventurero”, se reanudó el juego. A Jeremías le tocó la categoría “estaciones del año”. A partir de una fecha debía decir si era verano, otoño, primavera o invierno. Logró 16 aciertos en 60 segundos y pasó a la siguiente instancia. “Estará contento ese camionero que te llevó si está mirando este juego. ‘¡Ese es mi chico!’”, señaló Kaczka y el joven no dudó en enviarle saludos a Martín, quien hizo posible que participara en Los 8 escalones.

Participó de Los 8 escalones, contó para qué quería el dinero y su padre rompió en llanto

En la edición del lunes de Los 8 escalones, dijo presente Aki Herrera, estudiante de artes audiovisuales. La joven contó que, en caso de ganar los millones, quería usarlos para independizarse con su pareja, puesto que vive con sus padres. “¿Y los papás que quieren?”, preguntó el presentador, pero para ese entonces, en la tribuna, el padre de la joven se secaba las lágrimas.

Participo de Los 8 escalones e hizo llorar a su papa

“Uy se emocionó. Vos sos de los míos; la ves en la tele y claro…”, expresó Kaczka empatizando con él y hasta le preguntó cómo se llamaba. “Acá estamos Omar, con la familia y Aki que va a jugar”, le dijo Guido para motivarlo.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Premios Oscar 2024: los 15 momentos más icónicos de las ceremonias

Oficialmente comenzó la cuenta regresiva para la 96.ª edición de los Oscar, los premios que entrega la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense. El 10 de marzo, las butacas del Dolby Theatre de Los Ángeles estará ocupado por las grandes estrellas de la temporada. Oppenheimer de Christopher Nolan se perfila como […]
error: Content is protected !!