La polémica última carta de Christian Horner en medio del escándalo que sacude a la Fórmula 1

Chalerm Yoovidhya considera a Christian Horner un hijo adoptivo (Getty)

El escándalo que envuelve al jefe del equipo Red Bull de Fórmula 1, Christian Horner, por su supuesta conducta inapropiada hacia una empleada de la escudería campeona del mundo, es la punta del iceberg de la llamada “Guerra Civil” dentro de la estructura austriaca y en la que el team manager inglés tiene como aliado al socio mayoritario de la empresa de bebidas energizantes, dueño de una fortuna, pero marcado por un perfil controvertido.

The Sun informó que Horner -pese a todo- tiene el soporte del magnate tailandés Chalerm Yoovidhya, el hijo mayor del cofundador de Red Bull, Chaleo Yoovidhya, junto a Dietrich Mateschitz. Ambos le dieron vida a la firma en 1984. El empresario asiático sumó 7.800 millones de dólares a su fortuna desde enero de 2022, la más grande riqueza de cualquier familia asiática, según afirmó el índice de multimillonarios de Bloomberg. En ese momento la fortuna de Yoovidhya superó los 27.000 millones de dólares, cuya mayor cantidad pertenece a las acciones de Red Bull.

Yoovidhya suele estar en las carreras y por caso este fin de semana estuvo en la apertura del campeonato disputada en Bahrein, acompañado de su esposa, Daranee, y ambos estuvieron muy cerca de Horner y su pareja, Geri Halliwell.

La presencia de Yoovidhya fue un espaldarazo para Horner, quien fue absuelto tras una investigación interna de Red Bull por las acusaciones de conducta inapropiada con una compañera de trabajo.

Chalerm Yoovidhya junto a su esposa Daranee, en una muestra su apoyo a Christian y Geri el fin de semana (Getty)

En este contexto, fue Jos Verstappen, el padre del tricampeón mundial, Max Verstappen, el que disparó en contra de Horner y llegó a afirmar que si el inglés no se iba el equipo podía explotar. Además, se filtró un video en el que Horner y Verstappen tienen una acalorada discusión. Al ex piloto neerlandés de F1, de 51 años, también se lo acusó de estar involucrado con la filtración de un Google Drive por correo electrónico el pasado jueves, que incluyó pruebas del caso con 79 capturas de pantalla de WhatsApp y fotos supuestamente enviadas por Horner a la empleada.

Los neerlandeses estarían alineados detrás del Dr. Helmut Marko, el asesor deportivo de Red Bull, quien era mano derecha de Mateschitz, cuyo hijo Mark tampoco estaría conforme con la continuidad de Horner, al igual que el director general de la empresa Red Bull, Oliver Mintzlaff.

El jefe del equipo por ahora tiene aire y el apoyo que recibe de Yoovidhya, quien considera a Horner como un hijo adoptivo, según aseguró Ralf Schumacher, hermano del séptuple campeón mundial, Michael Schumacher y también ex corredor de F1.

Chalerm es dueño del 51 por ciento de las acciones de Red Bull y las restantes son de la propia empresa. Lejos de la pista, el imperio Yoovidhya se extiende por propiedades, viñedos y negocios multimillonarios, desde Londres hasta Bangkok.

Christian Horner y su esposa, Geri Halliwell (Getty)

Sin embargo, no todo es color de rosa para el magnate tailandés, dado que uno de sus 11 hijos, habría estado involucrado en un accidente en Bangkok en el que murió un policía. Según The Sun, estuvo efectivamente prófugo desde entonces, mientras se acaba el tiempo del procesamiento.

Vorayuth, conocido como Boss, hace 12 años, fue acusado de atropellar con su Ferrari al policía Wichean Glanprasert, de 42 años, en una calle principal de Bangkok. El cuerpo destrozado del oficial fue arrastrado una cuadra abajo junto con su bicicleta.

Los policías siguieron un rastro de líquido de frenos hasta una zona cercana a la propiedad de la familia Yoovidhya, donde encontraron el auto de Vorayuth con el paragolpes suelto. Primero se culpó a otro conductor, pero Vorayuth, que asistía a la exclusiva escuela privada Bradfield College en Berkshire , más tarde se entregó y admitió haber estado detrás del volante.

Su abogado afirmó que el alcohol que se encontró en su organismo fue para calmar sus nervios después del accidente. Su familia pagó 12.000 libras esterlinas (15.200 dólares) como fianza y él se fue a casa el mismo día, retomando rápidamente su estilo de vida vinculado al jet set. Fue visto tres meses después en la Carrera de Campeones, en Singha en Bangkok, rodeado de amigos y primos, en un evento patrocinado por Red Bull.

Vorayuth tiene una vida de playboy y no se presentó en la Justicia por la investigación de la que se lo acusa (AP)

La policía tailandesa tardó otros cinco años en emitir una orden de arresto formal en 2017, cuando Vorayuth huyó de Tailandia y le revocaron el pasaporte. Interpol emitió una “notificación roja” para arrestarlo en espera de extradición, pero no figura en su sitio oficial, según pudo chequear este medio.

Desde entonces no ha comparecido ante el tribunal y sus abogados afirman que estuvo demasiado ocupado para comparecer o que tenía citas importantes, incluida una en Londres. El plazo de prescripción tailandés comenzó a expirar por posibles cargos de exceso de velocidad, atropello y fuga y causar la muerte por conducción imprudente.

Luego, en 2020, la policía anunció repentinamente que retiraría todos los cargos. La medida provocó furia y un boicot a los productos Red Bull en Tailandia, donde los activistas se quejaron de un sistema de justicia de dos niveles: uno para los pobres y otro para las élites.

Se supo que en el momento del accidente el hermano del policía muerto firmó un contrato con los Yoovidhya para recibir alrededor de 75.000 libras esterlinas (95.250 dólares) en compensación si la familia aceptaba no iniciar procedimientos penales o civiles.

Así quedó la Ferrari de Vorayuth tras el supuesto atropello al policía que luego murió (AFP)

No obstante, el acuerdo no los protegió de la actuación de oficio de los fiscales tailandeses y, tras la protesta tras la absolución de Vorayuth, el primer ministro Prayut Chan-o-cha ordenó una nueva investigación.

Dijo que la investigación original había sido “comprometida” y en 2020 se presentaron nuevos cargos contra Vorayuth por uso de drogas y muerte por conducción imprudente. Desde entonces, a la policía se le ha acabado el tiempo para procesar el cargo de drogas y el delito de conducción expirará en 2027.

El mes pasado, varios funcionarios del gobierno y policías fueron acusados de conspiración para ayudar a Vorayuth a escapar del país. El jefe de policía Somyot Poompanmoung y otros sospechosos se enfrentan a cargos de abuso de poder para ayudar a Vorayuth a evitar el procesamiento. El propio Somyot fue acusado el año pasado por la Comisión Nacional Anticorrupción de alterar pruebas al alterar el velocímetro del Ferrari de Vorayuth.

Mientras tanto, Vorayuth fue fotografiado viajando por el mundo en jets privados, disfrutando de espléndidas vacaciones en Japón, Mónaco, Venecia y Laos, o celebrando un cumpleaños en el restaurante londinense de Gordon Ramsay. Sería dueño de una casa en Londres, donde guardaría un Porsche Carrera negro con la patente BO55 RBR, abreviatura de Boss Red Bull Racing.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

El oro marca otro máximo histórico en los 2.150 dólares tras las palabras de Powell (Fed)

La onza de oro troy, activo refugio por antonomasia, ha perforado por segunda jornada consecutiva sus máximos históricos al anotarse un alza del 1% y tocar los 2.150 dólares tras las palabras del presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell, que ha apuntado ante el Congreso de ese […]
error: Content is protected !!