La antesala de la cumbre. Los gobernadores quieren reponer los fondos cortados y la Casa Rosada le anticipa los límites

CÓRDOBA.- La dinámica para la cumbre de gobernadores del viernes a las 15 cambió con el paso de las horas. La Casa Rosada terminó por enviar la invitación a todos los mandatarios provinciales. Irán los que puedan. “Temario no hay”, coinciden los consultados por LA NACION y aunque aseguran que lo primero es “escuchar”, el principal punto que plantearán es la restitución de algunos fondos cortados por la Nación, como el pago a las cajas de jubilación no transferidas y actualización de los pagos de compensaciones del pacto fiscal 2017.

Las provincias patagónicas tienen un reclamo puntual que es la deuda de Nación con las represas hidroeléctricas. Del paquete fiscal, el ministro Guillermo Francos adelantó que habrá restitución de ganancias, el punto es a partir de cuánto. No está claro cuál sería el nuevo piso.

En la reunión de este miércoles con los ministros de Economía provinciales, el secretario de Hacienda Carlos Guberman ratificó que no hay posibilidades de que se revea la eliminación del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) y explicó que, en cambio, hay disposición de Nación para que las provincias tomen créditos internacionales para las obras públicas.

La Nación es siempre garante de las operaciones que hacen las administraciones provinciales con organismos como el BID o el Banco Mundial; una chance sería correrse de ese papel, pero eso debe ser aceptado por la contraparte. Después del incumplimiento del pago de La Rioja, el interés no domina el ánimo de los potenciales financiadores. El encuentro sirvió de antesala para el encuentro entre el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, el ministro Guillermo Francos y los gobernadores, del próximo viernes.

El Ministerio del Interior envió este miércoles la invitación protocolar a a las provincias vía mail, detallando que el encuentro será con el titular de la cartera política y con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse. La presencia de Javier Milei -que suele quedarse los viernes en Olivos- no está confirmada. Si llega a dar el presente en el cónclave, será solo para “saludar”.

De cara a esa reunión, desde el equipo del bonaerense Axel Kicillof, quien fue duro en la apertura del año legislativo provincial con el presidente Javier Milei, indicaron a LA NACION que irá, lo mismo que el santiagueño Gerardo Zamora. El pampeano Sergio Zillioto no sabe si irá porque mañana tiene la cumbre de los patagónicos en Puerto Madryn.

Tres de los “dialoguistas” tienen problemas de agenda para asistir; el correntino Gustavo Valdez enfrenta la crisis local por las inundaciones y Alfredo Cornejo (Mendoza) -irá su vicegobernadora Hebe Casado- y Marcelo Orrego (San Juan) llegan ese viernes de Canadá, donde intentaron atraer inversiones mineras.

Entre los consultados por LA NACION que asistirán está el fueguino Gustavo Melella; Ignacio Torres (Chubut); Rogelio Frigerio (Entre Ríos); Leandro Zdero (Chaco); Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Martín Llaryora (Córdoba); Raúl Jalil (Catamarca); Osvaldo Jaldo (Tucumán); Claudio Poggi (San Luis); Gustavo Sáenz (Salta); Hugo Passalacqua (Misiones), Carlos Sadir (Jujuy) y Rolando Figueroa (Neuquén).

En una presentación hoy ante empresarios en la Bolsa de Comercio de Córdoba, Llaryora se refirió al casi seguro regreso del pago de ganancias para la cuarta categoría. Ratificó que no hizo ningún pedido en esa línea y que “hay que pensar en algo más amplio que tenga en cuenta la producción y el trabajo”. Si se concreta el regreso del impuesto a los ingresos, añadió, el piso debería ser “alto para que no sufran los trabajadores”.

Si bien la restitución de ganancias les permite recuperar fondos coparticipables, los mandatarios desde diciembre vienen planteando alternativas, entre las que están la coparticipación del impuesto PAIS (”hasta cuando dure” la carga) y/o del tributo al cheque. En este caso, algunos mandatarios barajaron la posibilidad de aumentarlo de 0,6% a 0,7% (se cobra “ida y vuelta”) y repartirlo al 50% entre la Nación y las provincias.

Los ingresos de las provincias registran, en los últimos meses, una dinámica que va por detrás de la inflación e incluso -en general- de las actualizaciones de los salarios públicos y, más allá de que hay gobernadores que realizaron ajustes, no alcanzan para compensar la caída. Sobre esa situación presiona la Nación, mientras que lo mandatarios lo hacen sobre la necesidad de Milei de buscar consensos para que la oposición no avance sola en el Congreso.

CÓRDOBA.- La dinámica para la cumbre de gobernadores del viernes a las 15 cambió con el paso de las horas. La Casa Rosada terminó por enviar la invitación a todos los mandatarios provinciales. Irán los que puedan. “Temario no hay”, coinciden los consultados por LA NACION y aunque aseguran que lo primero es “escuchar”, el principal punto que plantearán es la restitución de algunos fondos cortados por la Nación, como el pago a las cajas de jubilación no transferidas y actualización de los pagos de compensaciones del pacto fiscal 2017.

Las provincias patagónicas tienen un reclamo puntual que es la deuda de Nación con las represas hidroeléctricas. Del paquete fiscal, el ministro Guillermo Francos adelantó que habrá restitución de ganancias, el punto es a partir de cuánto. No está claro cuál sería el nuevo piso.

En la reunión de este miércoles con los ministros de Economía provinciales, el secretario de Hacienda Carlos Guberman ratificó que no hay posibilidades de que se revea la eliminación del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) y explicó que, en cambio, hay disposición de Nación para que las provincias tomen créditos internacionales para las obras públicas.

La Nación es siempre garante de las operaciones que hacen las administraciones provinciales con organismos como el BID o el Banco Mundial; una chance sería correrse de ese papel, pero eso debe ser aceptado por la contraparte. Después del incumplimiento del pago de La Rioja, el interés no domina el ánimo de los potenciales financiadores. El encuentro sirvió de antesala para el encuentro entre el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, el ministro Guillermo Francos y los gobernadores, del próximo viernes.

El Ministerio del Interior envió este miércoles la invitación protocolar a a las provincias vía mail, detallando que el encuentro será con el titular de la cartera política y con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse. La presencia de Javier Milei -que suele quedarse los viernes en Olivos- no está confirmada. Si llega a dar el presente en el cónclave, será solo para “saludar”.

De cara a esa reunión, desde el equipo del bonaerense Axel Kicillof, quien fue duro en la apertura del año legislativo provincial con el presidente Javier Milei, indicaron a LA NACION que irá, lo mismo que el santiagueño Gerardo Zamora. El pampeano Sergio Zillioto no sabe si irá porque mañana tiene la cumbre de los patagónicos en Puerto Madryn.

Tres de los “dialoguistas” tienen problemas de agenda para asistir; el correntino Gustavo Valdez enfrenta la crisis local por las inundaciones y Alfredo Cornejo (Mendoza) -irá su vicegobernadora Hebe Casado- y Marcelo Orrego (San Juan) llegan ese viernes de Canadá, donde intentaron atraer inversiones mineras.

Entre los consultados por LA NACION que asistirán está el fueguino Gustavo Melella; Ignacio Torres (Chubut); Rogelio Frigerio (Entre Ríos); Leandro Zdero (Chaco); Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Martín Llaryora (Córdoba); Raúl Jalil (Catamarca); Osvaldo Jaldo (Tucumán); Claudio Poggi (San Luis); Gustavo Sáenz (Salta); Hugo Passalacqua (Misiones), Carlos Sadir (Jujuy) y Rolando Figueroa (Neuquén).

En una presentación hoy ante empresarios en la Bolsa de Comercio de Córdoba, Llaryora se refirió al casi seguro regreso del pago de ganancias para la cuarta categoría. Ratificó que no hizo ningún pedido en esa línea y que “hay que pensar en algo más amplio que tenga en cuenta la producción y el trabajo”. Si se concreta el regreso del impuesto a los ingresos, añadió, el piso debería ser “alto para que no sufran los trabajadores”.

Si bien la restitución de ganancias les permite recuperar fondos coparticipables, los mandatarios desde diciembre vienen planteando alternativas, entre las que están la coparticipación del impuesto PAIS (”hasta cuando dure” la carga) y/o del tributo al cheque. En este caso, algunos mandatarios barajaron la posibilidad de aumentarlo de 0,6% a 0,7% (se cobra “ida y vuelta”) y repartirlo al 50% entre la Nación y las provincias.

Los ingresos de las provincias registran, en los últimos meses, una dinámica que va por detrás de la inflación e incluso -en general- de las actualizaciones de los salarios públicos y, más allá de que hay gobernadores que realizaron ajustes, no alcanzan para compensar la caída. Sobre esa situación presiona la Nación, mientras que lo mandatarios lo hacen sobre la necesidad de Milei de buscar consensos para que la oposición no avance sola en el Congreso.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Sabrina Roullié y Martiniano Molina cocinan a beneficio de la Asociación “El Samaritano” 

El evento comenzará en horas del mediodía y se desarrollará en el Complejo Monte Pasubio, ubicado en 502 Nº 1160. El menú será arroz con calamares y se toman reservas previas teniendo en cuenta que se espera un numeroso acompañamiento de la comunidad. La chef Sabrina Roullié dio mayores detalles de lo […]
error: Content is protected !!