El Gobierno eliminó el Fondo de Fortalecimiento de la provincia de Buenos Aires

En el marco de una disputa por fondos coparticipables con Chubut, el Gobierno de Javier Milei eliminó este lunes el Fondo de Fortalecimiento de la provincia de Buenos Aires con el que la administración de Alberto Fernández había buscado compensar en plena pandemia a la provincia en el reparto de la coparticipación y que significó la quita de más de 1% de su porción a la ciudad de Buenos Aires. Además, el Ejecutivo modificó en otro decreto el Impuesto PAÍS para reducir al 1% la asignación que recibe el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU).

Se trata de una situación que podría iniciar un nuevo conflicto para Nación, dado que el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, había elevado hace unas semanas un reclamo formal al Ministerio de Economía de Luis Caputo por la falta de pago de más de $15.000 millones que asegura que le corresponden. La presentación la hizo el ministro de Finanzas bonaerense, Pablo López, a través de una carta.

A través del decreto 192/2024, publicado hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno derogó el artículo 4 del Decreto N°735 del 9 de septiembre de 2020, que creaba el Fondo de Fortalecimiento de la provincia de Buenos Aires con el fin de “contribuir a sostener el normal funcionamiento de las finanzas de la Provincia de Buenos Aires”. En aquel entonces, Fernández lo había anunciado a través de una cadena nacional y precisaba que sería usado también por el gobernador para pagar salarios de la Policía Bonaerense.

Este lunes, el gobierno nacional justificó su decisión en que se realiza “un ajuste necesario a nivel nacional” amparándose en las facultades del Ejecutivo y en lo establecido en el megadecreto del 20 de diciembre que declaró la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, entre otros sectores.

“El mencionado Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la provincia de Buenos Aires afectó los intereses generales de la Nación en su conjunto, privando al Estado nacional de recursos necesarios para el ordenamiento de las cuentas públicas”, indicaron en los considerandos de la decisión que lleva las firmas del presidente Javier Milei; el ministro de Economía, Luis Caputo, y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

En ese sentido, agregó que “ningún gobierno nacional ha recibido una herencia institucional, económica y social tan crítica como la que recibió la actual administración, por lo que es imprescindible adoptar medidas que permitan superar la situación de emergencia creada por las excepcionales condiciones económicas y sociales que la Nación padece, especialmente como consecuencia de un conjunto de decisiones intervencionistas”.

Por lo tanto, justificaron: “Con la intención de solucionar la enorme cantidad de problemas derivados de la herencia que la administración saliente dejó a todos los argentinos, es necesario efectuar un ajuste fiscal en el Sector Público Nacional de cinco puntos del PBI y, al mismo tiempo, resolver la situación de los pasivos remunerados del Banco Central”.

En consecuencia, asegura que “no hay solución alternativa a un urgente ajuste fiscal que ordene las cuentas públicas”.

Modificación del Impuesto País

En otro decreto publicado en el mismo Boletín Oficial, el Gobierno modificó el Impuesto País, también creado en 2020, y en consecuencia la asignación de fondos que hasta ahora eran designados al Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), la herramienta fiduciaria por la cual se urbanizaban barrios populares y que quedó en medio de la polémica tras descubrirse que los fondos eran administrados por una cooperativa ligada a Juan Grabois.

En concreto se redujo a la mínima expresión la asignación, que pasó de un 30% al 1%. El decreto firmado por la misma tríada de Milei, Caputo y Posse estableció: “Sustitúyese el artículo 2 del Decreto N° 184 del 26 de febrero de 2020″.

Con el nuevo artículo 2: “La asignación específica del treinta por ciento (30 %) establecida en el inciso b) del artículo 42 de la Ley Nº 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública y sus modificaciones será distribuida de la siguiente manera: a. Al FONDO DE INTEGRACIÓN SOCIO URBANA (FISU), creado por el Decreto N° 819 del 5 de diciembre de 2019 en el marco de la Ley N° 27.453 de Régimen de Regulación Dominial para la Integración Socio Urbana y sus modificatorias, para el financiamiento de obras de vivienda social: el uno por ciento (1 %). b. A obras de infraestructura económica: el noventa y cuatro por ciento (94 %). c. Al fomento del turismo nacional: el cinco por ciento (5 %)”, señala el decreto”.

En el marco de una disputa por fondos coparticipables con Chubut, el Gobierno de Javier Milei eliminó este lunes el Fondo de Fortalecimiento de la provincia de Buenos Aires con el que la administración de Alberto Fernández había buscado compensar en plena pandemia a la provincia en el reparto de la coparticipación y que significó la quita de más de 1% de su porción a la ciudad de Buenos Aires. Además, el Ejecutivo modificó en otro decreto el Impuesto PAÍS para reducir al 1% la asignación que recibe el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU).

Se trata de una situación que podría iniciar un nuevo conflicto para Nación, dado que el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, había elevado hace unas semanas un reclamo formal al Ministerio de Economía de Luis Caputo por la falta de pago de más de $15.000 millones que asegura que le corresponden. La presentación la hizo el ministro de Finanzas bonaerense, Pablo López, a través de una carta.

A través del decreto 192/2024, publicado hoy en el Boletín Oficial, el Gobierno derogó el artículo 4 del Decreto N°735 del 9 de septiembre de 2020, que creaba el Fondo de Fortalecimiento de la provincia de Buenos Aires con el fin de “contribuir a sostener el normal funcionamiento de las finanzas de la Provincia de Buenos Aires”. En aquel entonces, Fernández lo había anunciado a través de una cadena nacional y precisaba que sería usado también por el gobernador para pagar salarios de la Policía Bonaerense.

Este lunes, el gobierno nacional justificó su decisión en que se realiza “un ajuste necesario a nivel nacional” amparándose en las facultades del Ejecutivo y en lo establecido en el megadecreto del 20 de diciembre que declaró la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, entre otros sectores.

“El mencionado Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la provincia de Buenos Aires afectó los intereses generales de la Nación en su conjunto, privando al Estado nacional de recursos necesarios para el ordenamiento de las cuentas públicas”, indicaron en los considerandos de la decisión que lleva las firmas del presidente Javier Milei; el ministro de Economía, Luis Caputo, y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

En ese sentido, agregó que “ningún gobierno nacional ha recibido una herencia institucional, económica y social tan crítica como la que recibió la actual administración, por lo que es imprescindible adoptar medidas que permitan superar la situación de emergencia creada por las excepcionales condiciones económicas y sociales que la Nación padece, especialmente como consecuencia de un conjunto de decisiones intervencionistas”.

Por lo tanto, justificaron: “Con la intención de solucionar la enorme cantidad de problemas derivados de la herencia que la administración saliente dejó a todos los argentinos, es necesario efectuar un ajuste fiscal en el Sector Público Nacional de cinco puntos del PBI y, al mismo tiempo, resolver la situación de los pasivos remunerados del Banco Central”.

En consecuencia, asegura que “no hay solución alternativa a un urgente ajuste fiscal que ordene las cuentas públicas”.

Modificación del Impuesto País

En otro decreto publicado en el mismo Boletín Oficial, el Gobierno modificó el Impuesto País, también creado en 2020, y en consecuencia la asignación de fondos que hasta ahora eran designados al Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), la herramienta fiduciaria por la cual se urbanizaban barrios populares y que quedó en medio de la polémica tras descubrirse que los fondos eran administrados por una cooperativa ligada a Juan Grabois.

En concreto se redujo a la mínima expresión la asignación, que pasó de un 30% al 1%. El decreto firmado por la misma tríada de Milei, Caputo y Posse estableció: “Sustitúyese el artículo 2 del Decreto N° 184 del 26 de febrero de 2020″.

Con el nuevo artículo 2: “La asignación específica del treinta por ciento (30 %) establecida en el inciso b) del artículo 42 de la Ley Nº 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública y sus modificaciones será distribuida de la siguiente manera: a. Al FONDO DE INTEGRACIÓN SOCIO URBANA (FISU), creado por el Decreto N° 819 del 5 de diciembre de 2019 en el marco de la Ley N° 27.453 de Régimen de Regulación Dominial para la Integración Socio Urbana y sus modificatorias, para el financiamiento de obras de vivienda social: el uno por ciento (1 %). b. A obras de infraestructura económica: el noventa y cuatro por ciento (94 %). c. Al fomento del turismo nacional: el cinco por ciento (5 %)”, señala el decreto”.

 

................................................................................................

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Vialidad: piden agravar a 12 años de prisión la pena a Cristina Kirchner en el inicio de las audiencias para revisar su condena

La Justicia comenzará este lunes a revisar la condena a seis años de prisión que pesa sobre la expresidenta Cristina Kirchner por el delito de administración fraudulenta al ser encontrada culpable de redireccionar obras públicas de la provincia de Santa Cruz en beneficio del empresario Lázaro Báez. Se trata del expediente al […]
error: Content is protected !!