México colocó un bono ante el Banco Mundial para prevenir desastres naturales

0
20
Arturo Herrera, secretario de Hacienda dio a conocer que el míércoles comenzó el proceso de colocación del bono catastrófico por la suma de 425 millones de dólares (Foto: Cuartoscuro)
Arturo Herrera, secretario de Hacienda dio a conocer que el míércoles comenzó el proceso de colocación del bono catastrófico por la suma de 425 millones de dólares (Foto: Cuartoscuro)

El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera planea solicitar un nuevo bono catastrófico a través del Banco Mundial, a fin de contar con los recursos suficientes en caso de que uno o varios de ellos ocurran en el país.

Herrera Gutiérrez dio a conocer que el miércoles comenzó el proceso de colocación del bono catastrófico por la suma de 425 millones de dólares. Ésta no es la primera vez que una administración solicita este tipo de apoyos, pues en 2018 empleó el mencionado instrumento de manera multinanual por la cantidad de 36 millones de dólares junto con Perú, Colombia y Chile.

Dicho bono formó parte de los países integrantes de la Alianza del Pacífico, en alineación con un acuerdo al que se sumó el Banco Mundial (BM) del que se emitió un Bono Catastrófico Colectivo, mejor conocido como “Multicat”, que básicamente se empleó para reforzar al Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Otro dato importante a destacar sobre esta suma de esfuerzos es que fue el primer acuerdo firmado por la subsecretaria de hacienda y con ministros de finanzas de países como Chile, Perú y Colombia, es decir, el primer bono catastrófico emitido por más de un país.

El secretario de Hacienda señaló que el bono catastrófico sirve como una especie de seguro que facilita la cobertura de desastres ocasionados por fenómenos naturales (Foto: Cuartoscuro)
El secretario de Hacienda señaló que el bono catastrófico sirve como una especie de seguro que facilita la cobertura de desastres ocasionados por fenómenos naturales (Foto: Cuartoscuro)

Es relevante el señalar que este tipo de instrumentos son empleados como una especie de seguro que sirve para blindar las finanzas públicas frente a catástrofes que puedan ocurrir y que puedan crear altos costos, como es el caso de sismos y de huracanes.

Fue a través de su cuenta de Twitter que el secretario Herrera anunció que será en semanas próximas que en relación al bono se cierre la operación que, como se mencionó anteriormente, asciende a 425 millones de dólares, el equivalente a 8 mil millones de pesos.

Fue a través de un Tweet publicado la tarde del jueves 13 que Arturo Herrera dio a conocer la colocación del bono catastrófico por parte de México ante el Banco Mundial (Foto: Twitter/@ArturoHerrera_G)
Fue a través de un Tweet publicado la tarde del jueves 13 que Arturo Herrera dio a conocer la colocación del bono catastrófico por parte de México ante el Banco Mundial (Foto: Twitter/@ArturoHerrera_G)

La terminología empleada para describir o solicitar este tipo de instrumentos en la jerga financiera es llamada “Cat Bond” (Catastrophe Bond), entendidos como el tipo de bonos que cubren los riesgos asociados a desastres naturales, es decir, valores vinculados a riesgo.

Con base en los precedentes al Cat Bond, el secretario de hacienda señaló que el bono catastrófico también incluye a viviendas que se encuentran ubicadas en zonas de alto riesgo. Y dijo que se espera que este tipo de eventos no tengan lugar, sin embargo, a través de un comunicado se subrayó que “los recursos de la cobertura potencian los recursos del Fonden, mismos que son empleados en la misma categoría, daños de desastres naturales en infraestructura pública, federal o local y viviendas en situación de pobreza”.

En retrospectiva, en la memoria colectiva existe el recuerdo de que la primera vez que México colocó por cuenta propia un bono de esta especie fue en 2006, que más tarde en 2009 y 2011 renovó a través de nuevas firmas y propuestas.

Para que estos bonos sean aplicables, los hechos catastróficos naturales han de ocurrir mientras éstos se encuentren vigentes y se pueda aplicar la cobertura de contratos correspondientes. La magnitud de los eventos es otra de las condicionantes en el cobro de los mismos, pues éstas se acuerdan con los inversionistas que adquieren este tipo de instrumentos.

A través de un comunicado, se subrayó que los recursos de la cobertura del bono catastrófico potencian los recursos del Fonden (Foto: Twitter@CNPC_MX)
A través de un comunicado, se subrayó que los recursos de la cobertura del bono catastrófico potencian los recursos del Fonden (Foto: [email protected]_MX)

Los inversionistas que se dedican a promover este tipo de bonos, exigen pagos de tasas de interés o de cupones que equivalen a cifras más altas de las que obtendrían al adquirir bonos comunes o de corte tradicional.

De cumplirse las condiciones del contrato en materia de bonos catastróficos los inversionistas no reciben las ganancias o intereses esperados por desastre. Herrera enfatizó que este tipo de acuerdos sirven para contar no sólo con un seguro, si no también con los recursos para hacer frente a cualquier situación que requiera de atención inmediata por poblaciones o construcciones afectadas por la naturaleza.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La increíble temperatura en la Antártida que marcó un nuevo récord una semana después del anterior

El miedo al “cisne verde”: el impacto de los desastres ecológicos en las finanzas y cómo se podría desatar la próxima crisis global

100 segundos para el Apocalipsis: por qué científicos advierten que el cambio climático puede llevar a la humanidad al fin de los tiempos