La Justicia boliviana investiga al ex jefe de la Policía por apoyar a Evo Morales cuando era presidente

0
10
El general Vladimir Yuri (AFP)
El general Vladimir Yuri (AFP)

La Fiscalía acusa al ex jefe de la Policía, Vladimir Calderón, de incumplimiento de deberes, encubrimiento, complicidad y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes porque habría apoyado al entonces mandatario tras las polémicas elecciones del 20 de octubre antes de su dimisión, el 10 de noviembre de 2019.

«Existen pruebas y serán dadas a conocer. Hay oficiales que se adhirieron a la denuncia», ha explicado Zuleika Lanza, abogada del director general de Interpol-Bolivia, Jorge Campos, y de Jonny Tapia, quienes presentaron la denuncia contra Calderón el 31 de enero.

Campos ha explicado que 15 días antes que la dimisión Morales -tras perder el respaldo del Ejército y de la Policía en la voz del propio Calderón-, Calderón se reunió con “el hermano Evo”, como lo llamaba, y trasladó a los oficiales que Morales estaba contento con el trabajo de sus policías porque dispersaron a los manifestantes opositores, por lo que les daría un bono de lealtad.

El Comandante de la Policía Vladimir Yuri Calderón saluda frente a las banderas de Wiphala y de Bolivia durante una ceremonia en la Comandancia General de la Policía en La Paz, Bolivia, el 13 de noviembre de 2019. REUTERS/Carlos García Rawlins
El Comandante de la Policía Vladimir Yuri Calderón saluda frente a las banderas de Wiphala y de Bolivia durante una ceremonia en la Comandancia General de la Policía en La Paz, Bolivia, el 13 de noviembre de 2019. REUTERS/Carlos García Rawlins (CARLOS GARCIA RAWLINS/)

Otro oficial ha explicado a Calderón que no estaba bien la postura que tomaba, porque así compraba la lealtad de los policías. El entonces comandante también les indicó que el conflicto terminaría en pocos días y que recibirían ayuda de los sectores afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), en especial de los mineros que llegarían a La Paz.

Campos ha indicado que Calderón prefirió «hacer oídos sordos» a los consejos de su entorno policial para acatar los procedimientos y reglamentos policiales cuando se presentaran conflictos internos. «Por el contrario, ha mostrado una actitud desafiante, agresiva, incluso amenazó con el retiro», ha apuntado Tapia.

Los denunciantes presentaron ante el Ministerio Público audios como pruebas de sus afirmaciones. “Existen muchas pruebas más que se las dará a conocer más adelante”, ha añadido Tapia. La denuncia ha sido admitida por la Fiscalía. “Ya se tiene un fiscal asignado que investigará al excomandante de la Policía”, ha aseguraedo la abogada.

La demanda lleva la firma del jefe nacional de la Interpol, Jorge Campos López, los coroneles Johny Tapia Vargas, José Luis Pereira Loza, Jaime Zurita Murillo y otros.

El motín de parte de la Policía fue determinante para propiciar la salida de Morales del poder y del país -acusado de fraude en las elecciones del 20 de octubre que propiciaron su reelección- y su sustitución por la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez. El próximo 3 de mayo se celebran elecciones presidenciales y legislativas con las que se pretende restituir el orden constitucional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La Fiscalía de Bolivia imputó a un diputado del partido de Evo Morales por sedición, terrorismo e incitación a la violencia