Marcos Peña se acercó al radicalismo para debatir el futuro político de Juntos por el Cambio

0
16
Alfredo Cornejo, titular de la UCR, ganó en Mendoza y se anota para liderar a Cambiemos si Mauricio Macri es derrotado por Alberto Fernández
Alfredo Cornejo, titular de la UCR, ganó en Mendoza y se anota para liderar a Cambiemos si Mauricio Macri es derrotado por Alberto Fernández ((Prensa de Gobierno de Mendoza)/)

Marcos Peña recibió este jueves en su despacho del primer piso de Casa Rosada a Alfredo Cornejo, en lo que fue el primer encuentro con el gobernador tras las elecciones mendocinas del último fin de semana que coronaron a Rodolfo Suárez, el delfín del presidente de la UCR.

A solas, repasaron temas de gestión y los coletazos de la elección provincial y charlaron durante un rato sobre la marcha del próximo sábado bajo el slogan “Sí se puede”, que llevará al Presidente a ese distrito cuyano.

Asimismo, la noche anterior, el jefe de ministros había tenido otro encuentro con el radicalismo. Más hermético.

En reserva, se acercó hasta la casa de Jesús Rodríguez en el barrio porteño de Belgrano, para compartir una cena que reunió a varios de los principales legisladores de la UCR: Luis Naidenoff, Mario Negri y Miguel Ángel Bazze, entre otros.

Fe un cónclave “para hablar de política”, en momentos en que en la UCR y en el PRO debaten, por sectores, sobre el futuro de la coalición de gobierno después del 10 de diciembre, si es que Alberto Fernández se convierte en presidente, cómo creen, por lo bajo, la mayoría de loa dirigentes de Juntos por el Cambio.

A Peña, las versiones sobre el “pos macrismo”, sin él ni Macri, no le hacen gracia.

Peña y Macri, amigos personales y socios políticos. Buscan preservar a Cambiemos al margen del resultado electoral
Peña y Macri, amigos personales y socios políticos. Buscan preservar a Cambiemos al margen del resultado electoral ( /)

Es que ya hay un sector del PRO que trabaja en la conformación de un espacio opositor si finalmente el Frente de Todos gana las elecciones, y que incluye a un abanico de dirigentes como Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio, Emilio Monzó y Martín Lousteau, además de extrapartidarios como Juan Manuel Urtubey.

En la UCR existe el mismo dilema. Rodríguez, auditor general de la Nación, es uno de los lideres de la oposición porteña cercano a Enrique “Coti” Nosiglia, que auspicia, por ejemplo, a Cornejo y a Lousteau. El diputado y candidato a senador en la lista apadrinada por Rodríguez Larreta viajó el fin de semana a Mendoza para festejar con el gobernador.

Ayer, Cornejo quedó envuelto en una polémica cuando criticó las presencias de Macri y Alberto Fernández en Mendoza. “Dejen de decir esas estupideces, por favor… ¿qué es despegarse? Es una elección provincial, ¿qué puta tiene que venir Macri o Alberto Fernández? ¿Se entiende? No reproduzcan esos comentarios como loros. Era una elección provincial y por eso nosotros creemos que no tenían nada que hacer ni Alberto Fernández ni el presidente Macri. Esta es una elección nacional y sí va a venir el presidente Macri y vamos a hacer campaña con él, y vamos a intentar de que gane en Mendoza y ojalá gane en la Nación, pero que nos despegamos o no nos despegamos… esto era una elección provincial”, respondió Cornejo ante la consulta.

En Mendoza también estuvo Gerardo Morales, que hace equilibrio entre todos los bandos. El jujeño analiza si pujar o no por el sello.

Esta tarde, además, hubo un café entre el gobernador de Mendoza y Monzó. Cornejo tiene aprecio al actual titular de la Cámara Baja, pero aún no sabe si jugara en Cambiemos o migrará hacia el peronismo que lidera Sergio Massa.

Las discusiones en el seno del radicalismo son tan acaloradas como las que conviven dentro del PRO.

En la cena se consensuó además la respuesta que este jueves dieron Negri y Naidenoff al fallo de la Corte Suprema sobre la devolución del IVA a las provincias del PJ, un revés al decreto presidencial. El diputado y el senador eludieron un conflicto entre poderes, y apuntaron a los gobernadores peronistas.

Una estrategia conversada con Peña que, en el ojo de la tormenta por la crisis que atraviesa al Gobierno, buscar sobrevivir junto a Macri después del 10 de diciembre si Fernández confirma su triunfo de agosto.

Seguí leyendo:

Alberto Fernández lanzará su plan contra el hambre: convocará a empresarios, la Iglesia y movimientos sociales

Pichetto pidió “dinamitar” y “que vuele por el aire” la Villa 1-11-14