Geomática, la nueva disciplina para predecir desastres naturales

0
65
Es una disciplina que sistematiza el uso de la tecnología para prevenir desastres (Foto Pixabay)
Es una disciplina que sistematiza el uso de la tecnología para prevenir desastres (Foto Pixabay)

El análisis de incendios, hidrología, cambio climático, monitoreo del sargazo, alertas tempranas, temperatura del océano, corrientes marinas y hasta el sistema para determinar el valor de un bien inmueble…. todos estos son estudios que se apoyan en la geomática.

Es la geografía del siglo XX, pues conjunta el uso de herramientas y técnicas que ya existían, como la topografía, la geodesia, la percepción remota, los sistemas de información geográfica (SIG) y el análisis espacial, entre otras.

La disciplina relativamente nueva, engloba las ciencias de la Tierra con la integración y aplicación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), lo que posibilita la captura, procesamiento, análisis, interpretación, almacenamiento, modelización, aplicación y difusión de información digital geoespacial o localizada, aplicable en los ámbitos de la ingeniería, el territorio y la sociedad.

La geomática «sistematiza el uso de herramientas, que ahora se conjuntan y apoyan unas a otras para complementarse en estudios más integrales, vinculados con la ingeniería, geografía e informática«, explicó Ana Rosa Rosales Tapia, técnica académica del Instituto de Geografía (IGg) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Con al nueva disciplina se hacen análisis elaborados del cambio climático (Foto: UNAM)
Con al nueva disciplina se hacen análisis elaborados del cambio climático (Foto: UNAM)

«Con ella se puede hacer cartografía en sistemas de información geográfica o apoyada de imágenes de satélite de percepción remota. Al amalgamar todas estas tecnologías se logran resultados más precisos«, dijo.

Con esta información se hacen análisis elaborados de cambio climático, uso del suelo, cambio de vegetación, planes de desarrollo o catástrofes en zonas urbanas. La parte medular de las investigaciones se centra en analizar la información que se ubica en algún punto de la superficie terrestre.

«Tenemos un Laboratorio Nacional de Observación de la Tierra (LANOT), que nos nutre de imágenes satelitales cada 10 minutos«, resaltó, y dijo que en muchas ocasiones, el análisis espacial o geográfico se divide y posteriormente se integra la información.

Una parte de la geomática son los sistemas de información geográfica, que antes eran mapas de un solo plano y ahora tienen varias capas de información.

Los científicos de la UNAM incluyeron un sistema de monitoreo sobre sismos (Foto: Especial)
Los científicos de la UNAM incluyeron un sistema de monitoreo sobre sismos (Foto: Especial)

«El sistema de información geográfica maneja capas base, temáticas, de diferentes puntos, áreas, pero se pueden analizar a la vez, quitar o poner. Tenemos información estratificada y al final un mapa, casi nunca impresos», dijo.

Lee: Avance científico; eliminaron el HIV del genoma de animales vivos

En colaboración con otro instituto de la Universidad, desarrollaron un sistema de monitoreo para sismos de todas las estaciones de la Ciudad de México. «Es una parte estratégica dedicada a la parte de planeación. En el país aún cuesta trabajo que se generalice el uso de estas tecnologías para la toma de decisiones», reconoció.

En la nueva disciplina, se profundiza en los tipos de plataformas, satélites, tipos de imágenes y la generación de productos a partir de imágenes de satélite. «Tenemos manejo de información geográfica, que es la información georreferenciada, sistemas de información geográfica, que nos sirve para hacer cartografía, analizar cartografía existente e información nueva».

Con la implementación de estas nuevas técnicas, los científicos ayudan a prevenir los desastres naturales, además de ayudar a ejecutar mejor las obras civiles y incluso a que los usuarios que utilizan su celular para encontrar una dirección en un mapa lleguen a su destino.