Escándalo en Rusia por el brutal bautismo de un bebé: el sacerdote fue sancionado por violento

0
11

Una madre corrió en ayuda de su hijo pequeño después de que un sacerdote «sádico» lo sumergiera violentamente en agua durante su bautismo. El inquietante video muestra al sacerdote ortodoxo ruso Fotiy Necheporenko sumergiendo por la fuerza al niño de un año desnudo en la fuente.

La violencia es tal que se puede escuchar a la madre gritando de terror mientras el niño asustado es forzado repetidamente al agua. El incidente ocurrió en la iglesia de Marienburg, en Gatchina, cerca de San Petersburgo.

Lo que parecía una ceremonia normal, terminó siendo traumática
Lo que parecía una ceremonia normal, terminó siendo traumática
La madre del pequeño Demid tuvo sacarle el bebé d elas amnos al sacerdote
La madre del pequeño Demid tuvo sacarle el bebé d elas amnos al sacerdote

«Hizo todo para hacerle daño. Vio que era grande, que no era posible sumergirlo en una fuente tan pequeña. En vez de salpicarle agua en la cabeza con el agua lo sumergió a la fuerza», se quejó Anastasia Alexeeva, una madre angustiada de 24 años de edad.

«Fue sádico. Lo vi llorando y retorciéndose. Tenía miedo, corrí hacia él. Intenté quitarle el niño. Casi me prendo fuego yo mismo porque mi bufanda tocó las velas alrededor de la fuente», agregó.

El pequeño Demid no solo pasó un susto tremendo, sino que tiene arañazos en el hombro y el cuello después de la violenta ceremonia.

El Padre Necheporenko negó cualquier tipo de violencia, aun cuando el video es más que clarificador. Para él, en cambio, solo fue una ceremonia más. «He estado bautizando así a los niños durante 26 años», se jactó en su intento de explicación.

Es más, atacó a la madre del niño por «no saber de memoria el Padrenuestro y no ser suficientemente religiosa». «¿Qué pasó? Nada, y no es mi culpa en absoluto», dijo con soberbia. La iglesia a la que pertenece sí se hizo eco del escándalo, y sancionó al sacerdote.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El doble homicidio que conmociona a Colombia: un cantante popular mató al asesino de su esposa