Malena Galmarini se refirió al robo a su casa en 2013: «Me aseguraron que Cristina Kirchner no estuvo involucrada personalmente»

0
31

La primera precandidata a diputada en la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos, Malena Galmarini, desligó este sábado a la ex presidente Cristina Kirchner del robo que junto a su esposo, Sergio Massa, sufrieron en su casa en 2013.

No obstante, indicó que si hubo funcionarios del gobierno kirchnerista involucrados en el episodio llevado a cabo por el entonces efectivo de Gendarmería Nacional -y señalado también como agente de inteligencia de la fuerza-  Alcides Díaz Gorgonio.

«Tuve la oportunidad de charlarlo con alguien muy importante. Fui clara y dije ‘necesito tener una explicación de esto’. Me aseguraron que no tuvo intencionalidad política y que no hubo una orden (para que se efectuara el robo). También me dijeron que Cristina no estuvo involucrada personalmente«, expresó Galmarini en diálogo con «Toma y Daca» que se emite por AM 750.

Y continuó: «Yo dije que no tenía probado que Cristina estuviera involucrada, pero si que había otros funcionarios que estaban involucrados y que yo en eso no iba a declinar porque si nosotros ibamos a volver a hacer campaña para ser gobierno, eso no puede volver a suceder. Lo digo claramente porque me pasó durante el gobierno de Cristina Kirchner, pero no dejó de suceder durante el gobierno de Mauricio Macri».

El robo en cuestión ocurrió el sábado 20 de julio del 2013 en el barrio cerrado Isla del Sol, donde vive Massa con su familia. Díaz Gorgonio entró armado, disparó contra una cámara de seguridad y se llevó dinero en pesos y en dólares y pendrives con información de la gestión del intendente, entre otras pertenencias.

En una serie de escuchas reveladas posteriormente, Díaz Gorgonio reconoció en diálogo con su esposa que fue autor del robo a la casa de Massa en plena campaña electoral en 2013 y admitía que trabaja para un organismo de inteligencia que dependía del Poder Ejecutivo Nacional. Finalmente fue identificado, arrestado y trasladado al penal de San Martín.

En otro pasaje de la entrevista, Galmarini aclaró que la causa iniciada como consecuencia del hecho continúa abierta, y como parte actora sigue en la búsqueda de una sentencia favorable: «Fue muy difícil llevarla adelante. Pero está vigente, aunque no hagamos campaña con eso ni lo usemos como anécdota personal. Nos resultó dificultoso avanzar», expresó.