Laura Bozzo: la niña que le pedía desesperada a Dios que la hiciera «bonita»

0
8
Laura Bozzo habló con Infobae de los proyectos que la llevarán de vuelta a la tv (Foto: Juan Vicente Manrique / Infobae)
Laura Bozzo habló con Infobae de los proyectos que la llevarán de vuelta a la tv (Foto: Juan Vicente Manrique / Infobae)

Pasó los tres peores años de su vida, alejada de la televisión, con un problema de salud que la llevó al borde de la muerte, enfrentó una infidelidad de su pareja y perdió millones de dólares por una estafa de gente cercana, pero como una guerrera, Laura Bozzo se levantó y está lista para volver a la tv con un par de proyectos.

La presentadora recibió a Infobae México en su departamento en uno de los barrios más lujosos en la capital mexicana. Aunque desde el gran ventanal de su sala puede apreciarse el Bosque de Chapultepec, la reciente emergencia en la ciudad por la contaminación atmosférica modificó el paisaje.

En pijama y con tubos en el cabello, Laura estaba terminando el proceso de maquillaje cuando Infobae llegó. La propia Laura compartió con sus seguidores en Instagram un video sin importar que no estuviera portando las prendas de diseñador con que suele aparecer en público, pues como nos dijo en la entrevista, para ella la ropa no la hace más ni menos.

Una vez maquillada y peinada, Bozzo apareció con una blusa blanca con bordados de hilos dorados, pantalón negro y una medalla de la Virgen de Guadalupe, de quien es devota.

— ¿En qué momento está Laura Bozzo en su vida?

— Siempre digo que Dios te quita y luego lo multiplica. Soy muy creyente en Dios, en la ley de la naturaleza, del universo y creo que todo es cíclico. Hay etapas que son duras y dolorosas pero luego vienen las buenas, y estoy pasando por una maravillosa etapa de mi vida, porque estoy con dos proyectos de los cuales estoy locamente enamorada

Los proyectos de Laura Bozzo en tv

Uno de los proyectos se llama Las voces de la violencia, una serie de 25 capítulos en la que se verán casos 100% reales y documentados. La primera historia, llamada «Todo por mi hijo», hablará de una joven llamada Carla, con estudios profesionales, que se enamoró de un hombre que no quería que tuviera a su bebé.

 

(Video/Infobae)

Muchos de los casos los vio la presentadora en su programa Laura, pero ahora se mostrarán de manera dramatizada. «Vamos a ver la lucha de una madre que de verdad me hace llorar. Veo esta historia y digo es un ejemplo para las jóvenes, es una esperanza».

El segundo formato que prepara se llama Reconstruyendo familias, en el que trabaja junto al productor Moisés Zonana. Se trata de un reality en el que la presentadora vivirá 24 horas con familias en conflicto para tratar de ayudarlas a resolver sus problemas.

La idea es llevar un mensaje de lo importante que es la familia, la droga sube, en Acapulco los niños juegan, ¿sabes a qué? a ser sicarios. Necesitamos dar un mensaje sobre los valores de la familia. No vamos a hacer algo tipo cuentos de hadas, no,  será la realidad

Por ahora Bozzo no tiene en mente retomar el programa Laura, pero dijo estar muy agradecida con el formato que le dio todo. La presentadora reconoció que en la etapa del programa en México se cometieron errores como presentar algunos casos falsos. 

«Fue terrible. Me traían casos que no eran reales en un 100% y yo hago televisión en vivo, no grabo para que editen. Imagínate un programa en vivo que te des cuenta que tu gente te ha engañado. Entras en estado de pánico»

El orgullo de Laura Bozzo

Para la presentadora lo importante es la ayuda social, pues no le interesa -por ejemplo- tocar temas de narcotráfico o política. «México me devolvió la vida y yo quiero devolverle a México las cosas que me dio».

Después de pasar una difícil etapa, Bozzo dijo que está de maravilla(Foto: Juan Vicente Manrique/Infobae)
Después de pasar una difícil etapa, Bozzo dijo que está de maravilla(Foto: Juan Vicente Manrique/Infobae)

Al recordar su época en Perú, Laura no pudo evitar emocionarse y hablar con orgullo de todo lo que consiguió, como el haber fundado dos mil comedores populares. Además lanzó un reto para cualquier comunicadora que quiera medirse con ella.

Quiero que se me pare una conductora que me diga: ‘yo he hecho lo mismo que tú’. Yo he recuperado 153 niñas de trata, que se me pare un programa de televisión y me diga: ‘Laura, yo también he rescatado a 5 o 10 casos de trata’.  Pusimos internet en los lugares más humildes.  Que me digan quién lo ha hecho. Yo me siento orgullosa de mis obras acá en México.

Durante la entrevista, Laura se refirió al conflicto con Rocío Sánchez Azuara y aunque no quiso abundar en el tema, mencionó:

Yo hablo de lo mío, de lo que hago y ese es mi consejo, nadie tiene que estar hablando de otra persona para tener un titular. Ella señala que es periodista, eso no me interesa. Yo soy doctora en Derecho, en Ciencias Políticas, criminóloga. Le deseo que le vaya bien. Para pelear se necesitan dos y yo, Laura Bozzo, elijo a mis enemigos, nadie me elige a mí.

Tras enfrentar problemas de autoestima y anorexia, Laura se siente hoy orgullosa al verse en el espejo (Cortesía Laura Bozzo)
Tras enfrentar problemas de autoestima y anorexia, Laura se siente hoy orgullosa al verse en el espejo (Cortesía Laura Bozzo)

El lado espiritual de Laura Bozzo

— Ahora que te escuchaba hablar diciendo las palabras corazón, amor, lucha, esperanza y decías que te ibas a poner a llorar ¿Laura Bozzo es una persona sensible, espiritual?

— Extremadamente sensible, durante muchos años yo he tenido una careta. Por el bullying y las cosas que me pasaron me volví una persona que se construyó, como Julio César en el Imperio romano, dos murallas alrededor infranqueables, donde la gente conocía lo que yo quería que conocieran.

Su lado sensible podrá verse en sus nuevos formatos. «Siempre he sentido que mostrar debilidad es ponerte en la mira, pero  con el tiempo me he dado cuenta que es bueno que la gente sepa realmente cómo es Laura»

Y es la misma Laura a la que le encanta la lectura y aprender, la niña que odiaba las muñecas y a la que su abuelo -Roberto Rotondo- le dio su primer libro, titulado Cibernética de la mente, a la que le gusta meditar frente al mar y  está segura de que el Universo le pone en el camino a las personas necesarias para que logre cumplir sus metas.

«Leo mucho, veo todo ese poder de decretar, creo en la ley del karma y de verdad que lo he comprobado».

Maquiavelo, Sócrates, Platón y Aristóteles forman parte de sus lecturas. ´»Como estudié Derecho, El Arte de la Guerra fue uno de los libros que más me marcó. No hay nada más hermoso que aprender».

Bozzo compartió complicados momentos que enfrentó en su vida (Foto: Juan Vicente Manrique / Infobae)
Bozzo compartió complicados momentos que enfrentó en su vida (Foto: Juan Vicente Manrique / Infobae)

La niña que pedía a Dios que le cambiara la cara

— Mencionabas  El arte de la guerra, en este momento ¿tú estás librando alguna batalla o estás en paz?

— Soy una persona que siempre está librando guerras. Siempre en una persona hay sus lados oscuros, los problemas con la comida que yo he tenido, algunos problemas de depresión. Mi autoestima fue muy destruida en la época escolar, cuando a ti te hacen bullying y tienes que esconderte en el baño, llorando, porque nadie te quiere, te marca para siempre, tengo guerras todo el tiempo con esto de la autoestima

Había momentos en el colegio donde yo me arrodillaba, me tapaba la cara y decía ‘Señor, Dios, si realmente existen los milagros cámbiame la cara, hazme bonita’

Sin tomar una sola pastilla para la depresión, lo que ayudó a Laura fue el psicoanálisis, pues sus problemas de autoestima y algunas pérdidas -como la muerte de su abuelo- la llevaron a tener problemas alimenticios (anorexia) cuando era adolescente.

Ahora, cuando se mira al espejo, ama lo que ve, pero más allá del físico admira su inteligencia, lo que más agradece a sus padres que le hayan heredado.

Esta es mi arma secreta, a mí me pueden quitar el dinero, el amor, me pueden quitar todo, pero tengo una cosa: neuronas y eso no se inyecta, no es silicona y no lo puedes comprar, con esto se nace

Y es esa inteligencia la que, después de las dificultades que ha enfrentado, la tiene de regreso.