Rudy Ulloa, el chofer de los Kirchner procesado por los cuadernos, estuvo con Alberto Fernández

0
37
Procesado. El ex chofer de los Kirchner, Rudy Ulloa (centro), le entregó a Alberto Fernández una estatuilla de Néstos Kirchner (foto: Télam)
Procesado. El ex chofer de los Kirchner, Rudy Ulloa (centro), le entregó a Alberto Fernández una estatuilla de Néstos Kirchner (foto: Télam)

Apenas dos días después de haber sido elegido como precandidato a presidente por Cristina Kirchner, Alberto Fernández fue protagonista este lunes de lo que podría denominarse su primer «acto de campaña». El lugar elegido fue la provincia de Santa Cruz.

Alberto Fernández estuvo en la ciudad de Río Gallegos, cuna del kirchnerismo. Allí participó de un acto y de una jornada de «Formación Política» junto a la gobernadora Alicia Kirchner y al vicegobernador Pablo González.

Previo a exponer en el ciclo de charlas políticas en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Fernández mantuvo reuniones y participó de un acto en la Casa de Gobierno local.

Alberto Fernandez  junto al vice gobernador Pablo Gonzalez y la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner
Alberto Fernandez  junto al vice gobernador Pablo Gonzalez y la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner

El precandidato a presidente realizó también una visita a la nueva unidad básica «Los Muchachos Peronistas», fundada por Néstor Kirchner junto a otros dirigentes del justicialismo entre los que figuran Carlos Zannini, el ex secretario de Legal y Técnica del kirchnerimso, y Rudy Ulloa, amigo y ex chofer de la familia, quien está procesadoal igual que Cristina Elisabet Kirchner– en la causa de los cuadernos.

La unidad básica «Los Muchachos Peronistas» (el local original fue cerrado en 2017) fue el lugar donde Néstor Kirchner comenzó a gestar su poder, que lo llevó primero la intendencia de Río Gallegos, luego a la gobernación y finalmente a la Presidencia.

Primer “acto de campaña” de la fórmula Fernández-Fernández (foto: Télam)
Primer “acto de campaña” de la fórmula Fernández-Fernández (foto: Télam)

Luego de esas actividades, Fernández finalmente cerró su visita a Río Gallegos con una charla debate donde conversó con González sobre la actual situación del país. El acto en el auditorio de UPCN estuvo moderado por la propia Alicia Kirchner.

Durante el acto, el precandidato recordó el armado del gabinete de trabajo de Néstor Kirchner, allá por 2003. «Después de elegir a cada ministro, Kirchner me preguntó: ‘¿A vos te da el cuero para ser jefe de gabinete?’; y yo le dije: ‘Deciles que pasen de a uno'».

Su exposición fue un repaso de recuerdos y muestras de afecto hacia Néstor Kirchner y culminó con un gesto que sorprendió a más de uno: subió al escenario Rudy Ulloa para entregarle a Fernández una estatuilla con la figura de Néstor Kirchner.

Alberto Fernández junto al procesado Rudy Ulloa (foto: Propongamos un sueño)
Alberto Fernández junto al procesado Rudy Ulloa (foto: Propongamos un sueño)

El ciclo de charlas fue organizado por un entidad cercana al kirchnerismo, la agrupación Propongamos un Sueño.

El papel de Rudy en los cuadernos, según la causa

Rudy Fernando Ulloa Igor, de 58 años, fue un personaje clave en el entorno de Néstor Kirchner. Lo acompañó como cadete en el estudio jurídico que montó en Santa Cruz mucho antes de dedicarse a la política. Cuando a Néstor le tocó la función pública, Ulloa también estuvo allí. Lo señalaron como un líder de los «punteros» del Frente para la Victoria en los 90. Más tarde se dedicó a construir un emporio de medios en Santa Cruz. La diputada Elisa Carrio apuntó en infinidad de veces a su figura y su incremento patrimonial de la mano de la familia Kirchner.

Ulloa enfrentó su primera indagatoria en Comodoro Py en agosto de 2018. Llegó acompañado por su abogado. Temió quedar preso por la vorágine que había tomado la causa, pero finalmente se fue a su casa.

Ulloa en una de sus visitas a Comodoro Py (foto de archivo: Maximiliano Luna)
Ulloa en una de sus visitas a Comodoro Py (foto de archivo: Maximiliano Luna)

Un mes después fue procesado por el juez Claudio Bonadio junto a Cristina Kirchner. En diciembre, la Cámara Federal ratificó la acusación al señalarlo como miembro de la asociación ilícita que se montó detrás de los negocios del Ministerio de Planificación para recaudar dinero ilegal. La banda, dijo la Cámara Federal, estaba liderada por la ex mandataria, el ex ministro Julio De Vido, su mano derecha Roberto Baratta y también por los arrepentidos José López, ex secretario de Obras Públicas; Carlos Wagner, el ex presidente de la Cámara de la Construcción; y Ernesto Clarens, el financista preferido de Néstor. Algunos de estos estará hoy presentes en este juicio.

Ulloa fue convocado a la indagatoria porque su nombre aparecía en los cuadernos que escribió Oscar Centeno, el chofer que dio cuenta de los viajes de Baratta. Aparecía en tres presuntas entregas de dinero en 2008 y 2009.

«Quizá estos pagos puedan no reputarse excesivos, frente a los más de una docena que registran en su haber otros imputados. Pero Ulloa, a diferencia de éstos, gozaba de una privilegiada posición: su estrecha relación de confianza con el ex presidente Néstor C. Kirchner, circunstancia que surge de las declaraciones de Carlos Wagner y José López», dijeron los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi a fines de diciembre, cuando revisaron el fallo de Bonadio. Además, la Cámara dispuso que el embargo sobre sus bienes alcanzara los 80.000.000 de pesos.

Seguí leyendo:

Comienza el primer juicio a Cristina Kirchner: las cinco claves políticas y judiciales

El mensaje de CFK, a horas del inicio de su juicio oral

El juicio a Cristina Kirchner será el séptimo a un ex Presidente en 11 años