Crisis política en Colombia: los líderes de las FARC afirmaron que la recaptura de Jesús Santrich es un ataque al proceso de paz

0
3
(AFP)
(AFP)

Líderes del partido político FARC rechazaron este viernes la recaptura del ex líder de esa antigua guerrilla Seuxis Paucias Hernández, alias «Jesús Santrich», y afirmaron que esto se convierte en un ataque al proceso de paz firmado con el Gobierno colombiano en noviembre de 2016.

«Jesus Santrich acaba de ser recapturado en la puerta de (cárcel) La Picota. Aún así nadie borrará la victoria contra los enemigos de la paz propinada por un hombre de infinita dignidad. Seguiremos luchando y resistiendo. Venceremos», afirmó la FARC en su cuenta de Twitter.

Santrich fue recapturado este viernes por la Fiscalía colombiana segundos después de salir de la cárcel bogotana La Picota, donde estuvo detenido por solicitud de Estados Unidos, que lo pidió en extradición por narcotráfico.

El ex guerrillero salió de La Picota en una silla de ruedas y rodeado por agentes del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), de la Fiscalía y de la Policía, en cumplimiento de una orden de «libertad inmediata» librada hace dos días por la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Sin embargo, nada más traspasar la puerta principal de la cárcel, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía leyeron a Santrich una nueva orden de detención y lo devolvieron a La Picota.

Minutos después, un helicóptero de la Policía colombiana aterrizó en el patio principal de la cárcel y Santrich fue cargado en la silla de ruedas a la aeronave que despegó rumbo al búnker de la Fiscalía en la capital colombiana.

Así fue recapturado «Jesús Santrich»

Entre tanto, el líder de la agrupación, Rodrigo Londoño, dijo que la captura de Santrich fue una «puñalada a la paz». «No paran las puñaladas a la paz, con odio hacen trizas lo acordado…», dijo. «Con dignidad y esperanza recompondremos y construiremos el país del futuro; ese que le pertenece a la reconciliación y a la generación de la paz».

También anunció la convocatoria a una reunión de emergencia a los ex comandantes de FARC-EP, firmantes del acuerdo de paz citados por la JEP.

Por su parte, la parlamentaria Sandra Ramírez, también del partido FARC, afirmó en esa misma red social que la recaptura «es un nuevo ataque contra el acuerdo de paz» y denunció que se desacata la orden de la JEP.

«La demora de la salida sólo fue para generar otro montaje. Hacemos un llamado a la comunidad internacional ante esta violación de derechos humanos», agregó Ramírez.

El senador Pablo Catatumbo, que al igual que Santrich hizo parte de los mandos de las FARC, calificó el hecho como «inaudito» e hizo un llamado a los organismos internacionales para «que se garantice el cumplimiento de los acuerdos».

En esa misma línea se expresó la senadora Victoria Sandino, quien calificó la recaptura como una «infamia» propia de un «régimen que engaña» y «traiciona los pactos», y afirmó que el presidente colombiano, Iván Duque, se burla de la JEP.

«Señor Iván Duque lo que están haciendo con Jesús Santrich es una traición al acuerdo, están burlando la JEP, están burlándose de todos quienes confiamos en este acuerdo de paz», agregó Sandino.

Además, llamó «a la solidaridad nacional e internacional» en defensa del acuerdo de paz.

La senadora afirmó que «no existe una sola prueba que demuestre que Jesús Santrich cometió ningún delito».

Santrich fue detenido en Bogotá el 9 de abril de 2018 por la Fiscalía colombiana acatando un pedido de extradición del Departamento de Justicia de EE.UU., que lo acusa de narcotráfico, delito que según la denuncia cometió después de la firma del acuerdo de paz del 24 de noviembre de 2016, denuncia que, en caso de ser cierta, lo dejaría en manos de la justicia ordinaria.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

«Jesús Santrich» fue recapturado por agentes de la Fiscalía cuando salía de la cárcel en silla de ruedas

EEUU exigió la «apelación urgente» del fallo que frena la extradición de Jesús Santrich, ex jefe de las FARC

Renunció la ministra de Justicia Gloria Maía Borrero en medio de una crisis por la decisión de no extraditar a EEUU a un ex jefe de las FARC